Iowa
English: Iowa

Estado de Iowa
State of Iowa
Estado

Flag of Iowa.svg
Iowa-StateSeal.svg

Otros nombres: The Hawkeye State
(en español: El estado del 'Ojo de Halcón')
Lema: «Our liberties we prize and our rights we will maintain»
(en español: Apreciamos nuestras libertades y mantendremos nuestros derechos)
Iowa in United States.svg
Ubicación de Iowa
Coordenadas42°N 93°O / 42°N 93°O / -93
CapitalDes Moines
 • Población194.163
Ciudad más pobladaDes Moines
EntidadEstado
 • PaísBandera de Estados Unidos Estados Unidos
Gobernador
Senadores
Kim Reynolds (R)
Joni Ernst (R)
Chuck Grassley (R)
Subdivisiones99 condados
Fundación
Admisión
28 de diciembre de 1846
29º estado
SuperficiePuesto 26.º de 50
 • Total145744 km²
 • Agua1 041 km² (0 7%) km²
Altitud 
 • Media335 m s. n. m.
 • Máxima509 m s. n. m.
 • Mínima146 m s. n. m.
Población (1 de abril de 2010)Puesto 30.º de 50
 • Total3 046 355 hab.
 • Densidad20,5 hab/km²
GentilicioIowano, -a
PIB (nominal) 
 • Total (2005)USD 129.026 millones
 • PIB per cápitaUSD 43.181
Huso horarioUTC−6, Hora estándar del centro y America/Chicago
Código ZIPIA
ISO 3166-2US-IA
Sitio web oficial

Iowa es uno de los cincuenta estados que, junto con Washington D. C., forman los Estados Unidos de América. Su capital y ciudad más poblada es Des Moines. Está ubicado en la región Medio Oeste del país, división Centro Noroeste, limitando al norte con Minesota, al este con el río Misisipi que lo separa de Wisconsin (al noreste) e Illinois (al sureste), al sur con Misuri, al oeste con el río Misuri que lo separa de Nebraska, y al noroeste con el río Big Sioux que lo separa de Dakota del Sur. Fue admitido en la Unión el 28 de diciembre de 1846, como el estado número 29.

El 92 por ciento de la población del estado son blancos, y el mayor grupo étnico de Iowa son los alemanes, que componen el 35,7% de la población del estado. Sus principales fuentes de renta son la manufactura, la agricultura y el turismo. Es el mayor productor de soja y etanol de los Estados Unidos, y posee el mayor rebaño porcino del país.

El nombre del estado proviene del pueblo nativo americano Iowa que habitaba la región. Los primeros europeos que exploraron la región fueron los franceses Louis Jolliet y Jacques Marquette en 1673, quienes describieron la región como verde y fértil. Los primeros colonos blancos se instalaron en la región en junio de 1833. El 28 de diciembre de 1846, Iowa se convirtió en el 29º estado de la Unión.

Historia

Cuando los primeros humanos llegaron a Iowa desde hace más de 13.000 años, eran cazadores-recolectores que habitaban un paisaje glacial del pleistoceno. Cuando los exploradores europeos llegaron, los amerindios se habían convertido en agricultores con una infraestructura económica, social y política. Esta transformación se llevó a cabo en forma paulatina. Durante la época Arcaica (hace 10.500 - 2.800 años) las personas se adaptaron a los nuevos entornos y ecosistemas y llegaron a ser sedentarios por lo que aumentó la población. Desde hace más de 3.000 años, durante la época Arcaica tardía, la gente en Iowa comenzó a domesticar plantas y a cultivarlas. El período siguiente, conocido como el «período Woodland» (de bosque) se caracterizó por una dependencia mayor en la agricultura y por una estructura social más compleja. Se incrementó el uso de los montículos y la cerámica. Durante el período prehistórico tardío, que inició alrededor del 900 d. C., se aumentó el cultivo del maíz. Los cambios sociales fomentaron asentamientos estables. Con la llegada de los productos y enfermedades de Europa por medio de los exploradores y colonizadores, se diezmó la población local, afectando la economía y la estructura social.[1]

Iowa en 1718. El estado moderno aparece en color más claro.

Los primeros europeos que visitaron la región fueron los exploradores franceses Louis Jolliet y Jacques Marquette en 1673. Llegaron navegando por el río Misisipi, y después de examinar la zona escribieron que Iowa parecía ser una región verde y fértil. El territorio estaba ocupado por las naciones: ioway, sauk, mesquaki, sioux, potawatomi, oto y misuri.[2]

Julien Dubuque (17621810), nacido de padres Normandos en St. Pierre les Brecquets, en la ribera sureña del río San Lorenzo, un poco más de cien kilómetros al oriente de la ciudad de Quebec, Canadá, fue el primer europeo que vivió en lo que es ahora Iowa. En 1788 consiguió permiso de los jefes de la tribu fox (y, posteriormente, también de las autoridades españolas) para minar galena (sulfuro de plomo) en las lomas al lado del río Misisipi, en los contronos de la ciudad que hoy lleva su nombre.[3]

Estados Unidos obtuvo Iowa como parte de la Compra de la Luisiana en 1803. Los patowatamie, oto y misuri habían vendido su territorio al gobierno federal antes de 1830,[4]​ y en junio de 1833 comenzó la colonización oficial de Iowa por parte de los Estados Unidos. La mayor parte de los primeros colonos procedían de Ohio, Pensilvania, Nueva York, Indiana, Kentucky y Virginia.

Los primeros colonos enfrentaron una vida solitaria y dura en las primeras décadas. Tenían que adaptarse a la pradera extensa que carecía de árboles y que padecía de incendios anuales extensos del pasto silvestre que cubría todo el terreno. Sólo el extremo oriente del territorio tenía bosques suficientes para abastecer las necesidades de construcción de vivienda y de combustible. La llegada del ferrocarril en las décadas de 1850 y de 1860 abrieron más el mercado nacional e internacional a los productos agrícolas de la región, y la población creció de 43,112 (1840) a 1,194,020 (1870). Como resultado parcial de una campaña oficial para atraer inmigrantes en 1869, llegaron muchos de países europeos (primordialmente de Alemania, Suecia, Noruega y Holanda).[2]

El gobierno federal aceptó a Iowa en calidad de estado de la Unión el 28 de diciembre de 1846.