Interfaz del cliente

Gestión de la experiencia con el cliente incluye cinco pasos. Son los siguientes:

El cuarto paso es estructurar la interfaz del cliente. La interfaz de cliente hace referencia al intercambio dinámico de información que se produce entre el cliente y la compañía. Estructurar la interfaz del cliente se refiere a seguir los tres tipos de intercambios e interacciones que se pueden dar:

  • Cara a cara
  • Personal pero a distancia
  • Electrónica

La tecnología puede mejorar la experiencia de la interfaz y se debería formar al personal involucrado. Los tres aspectos siguientes son claves para gestionar la interfaz correctamente:

  • Esencia y Flexibilidad
    • Esencia y Flexibilidad describe que es importante "qué" se comunica al consumidor cuando existe un contacto directo (=interfaz del cliente)
    • La Flexibilidad vuelve el espacio de venta en un espacio vivo; el personal de venta es considerado un ser humanos en lugar de un robot
  • Estilo y Sustancia
    • El estilo se refiere a la manera de expresar la Esencia y Flexibilidad de la interfaz (por ejemplo: estilo de una página Web)
    • Sustancia se refiere a los tangibles asociados a ello ("cómo" nos comunicamos)
  • Timing
    • Intercambios de la interfaz y las interacciones que se producen a lo largo del tiempo (pregunta de: iniciación de contacto, frecuencia de contacto y duración del tiempo del contacto)
  • véase también

Véase también