Indígenas de América

Indígenas americanos
Montaje amerindios.png
Población total70 000 000
Idiomaespañol, portugués, lenguas indígenas de América (principales: lenguas quechuas, guaraní, aimara, náhuatl, maya).
ReligiónCristianismo, 90%; Otras religiones, 10%.
Asentamientos importantes
1.ºBandera de México México
16 933 283[1]​ hab.
2.ºBandera del Perú Perú
7 021 271[2]​ hab.
3.ºBandera de Bolivia Bolivia
6 199 977[3]​ hab.
4.ºBandera de Guatemala Guatemala
5 881 009 hab.
5.ºBandera de Estados Unidos Estados Unidos
2 932 248 hab.
6.ºBandera de Chile Chile
1 805 243[4]​ hab.
7.ºBandera de Colombia Colombia
1 559 852[5]​ hab.
8.ºBandera de Canadá Canadá
1 172 790 hab.
9.ºBandera de Ecuador Ecuador
1 018 176[6]​ hab.
10.ºBandera de Argentina Argentina
955 032[7]​ hab.
11.ºBandera de Brasil Brasil
896 917 hab.
12.ºBandera de Venezuela Venezuela
724 592[8]​ hab.
13.ºBandera de Honduras Honduras
556 541[9]​ hab.
14.ºBandera de NicaraguaNicaragua
518 104 hab.
15.ºBandera de PanamáPanamá
417 559 hab.

Los indígenas de América, también llamados aborígenes americanos, amerindios, nativos americanos, indios americanos o indios (este último, utilizado de manera predominantemente aunque no únicamente despectiva[cita requerida]), son los pobladores originarios de América y sus descendientes que mantienen su cultura o se reconocen como tales.[nota 1]​ Algunos autores excluyen de entre los amerindios a los esquimales y a veces también a los pueblos de lenguas na-dené, ya que de acuerdo con la hipótesis amerindia su origen etnolingüístico y llegada a América fue posterior.

Origen del nombre

Mujeres quechuas con traje de fiesta, en la isla de Taquile (Lago Titicaca).
Mujeres wayúu artesanas, en la Guajira colombo-venezolana.

Los viajes de Cristóbal Colón en 1492 buscaban alcanzar una ruta a Asia que permitiese evitar el paso por el Mediterráneo Oriental, bloqueado entonces por los turcos. Los cálculos de Colón, en exceso optimistas, le llevaron a pensar que la ruta occidental era más corta de lo que es en realidad. Al llegar a América, aproximadamente en el plazo que sus cálculos indicaban que llegaría a las costas de Cipango —el actual Japón—, no reconoció el territorio como lo que era, y creyó por el contrario haber llegado a «las Indias», el nombre genérico para el extremo Oriente asiático.

El «descubrimiento de América» no se reconoció como tal en un primer momento, y no sería sino hasta años más tarde cuando Américo Vespucio descubriría el error. A los nativos de las tierras descubiertas se les llamó, en virtud de la confusión, «indios».

Aunque el descubrimiento de Vespucio permitió corregir la cartografía, en el uso lingüístico la confusión se perpetuó en el nombre dado a los nativos. En la mayoría de las lenguas europeas, la palabra indio es la misma para los nativos de la India y para los pueblos autóctonos americanos. En algunas, no obstante, existen dos palabras diferentes; por ejemplo, los nativos de la India en alemán se denominan Inder, en polaco Hindus, y los pueblos americanos se denominan respectivamente Indianer e Indianerin.

En el siglo XX, denominar a los nativos originales del “Nuevo Mundo” indios, o su equivalente en inglés, Indian, se volvió políticamente incorrecto y surgieron una serie de nombres alternos aceptados tanto en español como en inglés. Los términos indoamericano, indígena, indígena americano, amerindio y originario han tenido vigencia en idioma español, y los términos American Indian, Native American y First Nations fueron algunos de los nuevos apelativos utilizados en inglés.

Si bien la gran mayoría de países de América tienen poblaciones indígenas, estas son mayoría únicamente en Guatemala y en Bolivia, mientras que en México, en Perú y en Ecuador dichas poblaciones son proporcionalmente menores que en los dos países anteriores, ya que estos países contienen mayor cantidad de mestizos, a diferencia de los dos primeros, que tuvieron poco mestizaje.[11]

En Paraguay, se tiene la lengua indígena guaraní, como uno de los dos idiomas oficiales del país desde la Constitución Nacional de 1992.

En los Estados Unidos, las reservas indígenas tienen estatus de "soberanas", y sus leyes y gobiernos tribales están por encima de las normativas municipales y leyes estatales, y solo por debajo de las leyes federales y la Constitución, lo que establece una relación "de gobierno a gobierno" (véase tribal sovereignty, en la Wikipedia en inglés)