Homofobia
English: Homophobia

Pew Global Attitudes Project 2013. Porcentaje de encuestados que se han inclinado por la opción «La homosexualidad debe ser aceptada por la sociedad».      81 a 90 %      71 a 80 %      61 a 70 %      51 a 60 %      41 a 50 %      31 a 40 %      21 a 30 %      11 a 20 %      1 a 10 %      sin datos
«Silencio = Muerte». El triángulo rosa se estableció como un símbolo progay por activistas en los Estados Unidos durante la década de los setenta; el símbolo del triángulo rosa, por lo general colocado en posición vertical y no invertida, fue un intento consciente para transformar un símbolo de humillación en una de solidaridad y resistencia.

El término homofobia hace referencia a la aversión hacia la homosexualidad[4]

Se calcula que en el año 2000 cada dos días una persona homosexual fue asesinada en el mundo debido a actos violentos vinculados a la homofobia.[7]

Etimología

No debe confundirse con el prefijo en latín homo, que significa ‘hombre’. Este neologismo combina las palabras griegas fobia (‘miedo’, ‘rechazo’), con homo, apócope de «homosexual» (‘sexo con lo igual’), formado por el prefijo griego homo (‘igual’) y sexual.

El significado corriente es ‘fobia a la homosexualidad’.

En el sentido de fobia a la homosexualidad, la palabra fue utilizada por primera vez, en inglés, en 1971 por el psicólogo estadounidense George Weinberg.[9]​ Weinberg afirma haberla pensado por primera vez en una charla que dio a un grupo homosexual y se popularizó gracias a su libro Society and the healthy homosexual (‘La sociedad y el homosexual saludable’) de 1971. En una entrevista en 2002 comentó sobre el significado.

Homofobia es simplemente eso: una fobia. Un temor morboso e irracional que provoca un comportamiento irracional de huida o el deseo de destruir el estímulo de la fobia o cualquier cosa que la recuerde.[11]

Su uso en medios periodísticos, científicos, políticos, etc., pronto se popularizó. La Real Academia Española lo incluyó por primera vez en la vigésimo segunda edición de su Diccionario, y lo define como ‘aversión hacia la homosexualidad o las personas homosexuales’. Antes la palabra ya había sido recogida en otras importantes obras lexicográficas, como el Diccionario del español actual (Aguilar, 1999) de Manuel Seco.