Hemisferio sur

  • hemisferio sur. proyección cilíndrica.
    hemisferio sur visto desde el polo sur. proyección ortográfica.

    el hemisferio sur[1]​ (o austral o meridional) es una de las divisiones geodésicas clásicas en que se divide el planeta tierra. corresponde a la mitad del globo terráqueo ubicada al sur de la línea del ecuador, que lo separa del hemisferio norte.

    la mayor parte del hemisferio corresponde a océanos, que la mayor parte del pacífico y del Índico, la totalidad del océano antártico y la mitad del atlántico. las masas terrestres se concentran principalmente en el continente antártico, la mayor parte de sudamérica, gran parte de oceanía, la parte austral de África y algunas islas de asia.

    las estaciones ocurren en forma inversa al hemisferio norte. el verano se extiende entre diciembre y marzo, mientras el invierno lo hace entre junio y septiembre. poco más del 10% de la población mundial habita en este hemisferio (especialmente en brasil y la isla de java, indonesia).

    históricamente, este hemisferio ha sido considerado como un hemisferio menos desarrollado en comparación con su contraparte septentrional. debido a la baja industrialización y a la relativa poca población existente, los niveles de contaminación son considerablemente más bajos que en el hemisferio norte. en las últimas décadas, la industrialización y desarrollo económico, ha hecho que el hemisferio sur evolucione significativamente.

    en el hemisferio sur el sol atraviesa el cielo de este a oeste sobre el norte. las sombras giran en sentido contrario a las agujas del reloj durante el día. los huracanes y las tormentas tropicales giran en sentido de las agujas del reloj, en sentido inverso a las del hemisferio norte debido al efecto coriolis.

    el portugués es el idioma más hablado en el hemisferio sur, con angola, mozambique, timor oriental y terminando con la población más grande: brasil, tras este está el español, principalmente en américa del sur, siendo argentina el país con mayor población hispanohablante estando su territorio completamente en el hemisferio sur; y en tercer lugar se encuentra el inglés, hablado en el sur de África y en oceanía, principalmente en australia, seguido de nueva zelanda.

    etnográficamente hablando el hemisferio sur es de predominancia del fenotipo racial caucásico debido a las exploraciones y masacre de los colonos europeos fue constante y enorme durante el siglo xviii, xix y xx, así como también la baja tasa de mestizaje con los aborígenes y una súbita natalidad caucasoide durante el siglo xix. los países que contribuyen a esta característica son argentina (85%), australia (90%), brasil (47,7%), chile (52%), nueva zelanda (74%), sudáfrica (7,4%) y uruguay (88%). el siguiente grupo racial de importancia son los mestizos que son el resultado de la mezcla entre europeos (principalmente españoles, portugueses e italianos) con indígenas, este grupo es relevante en países como ecuador, paraguay y perú. en lo que respecta a población afrodescendiente lo constituyen una gran parte del bloque africano austral aportando principalmente angola, el congo, mozambique, brasil, sudáfrica y namibia; el componente racial indígena se halla presente por toda sudamérica principalmente en países como perú (45%) y bolivia (55%) dado que los incas ocuparon esta zona hace más de 5 siglos, así también existen ciertos aborígenes australianos y papúas en nueva zelanda y papúa nueva guinea. la etnia del tipo oriental es un grupo muy numeroso en indonesia y malasia.

  • listado de territorios en el hemisferio sur
  • véase también
  • referencias

Hemisferio sur. Proyección cilíndrica.
Hemisferio sur visto desde el Polo Sur. Proyección ortográfica.

El hemisferio sur[1]​ (o austral o meridional) es una de las divisiones geodésicas clásicas en que se divide el planeta Tierra. Corresponde a la mitad del globo terráqueo ubicada al sur de la línea del ecuador, que lo separa del hemisferio norte.

La mayor parte del hemisferio corresponde a océanos, que la mayor parte del Pacífico y del Índico, la totalidad del océano Antártico y la mitad del Atlántico. Las masas terrestres se concentran principalmente en el continente antártico, la mayor parte de Sudamérica, gran parte de Oceanía, la parte austral de África y algunas islas de Asia.

Las estaciones ocurren en forma inversa al hemisferio norte. El verano se extiende entre diciembre y marzo, mientras el invierno lo hace entre junio y septiembre. Poco más del 10% de la población mundial habita en este hemisferio (especialmente en Brasil y la isla de Java, Indonesia).

Históricamente, este hemisferio ha sido considerado como un hemisferio menos desarrollado en comparación con su contraparte septentrional. Debido a la baja industrialización y a la relativa poca población existente, los niveles de contaminación son considerablemente más bajos que en el hemisferio norte. En las últimas décadas, la industrialización y desarrollo económico, ha hecho que el hemisferio sur evolucione significativamente.

En el hemisferio sur el Sol atraviesa el cielo de este a oeste sobre el norte. Las sombras giran en sentido contrario a las agujas del reloj durante el día. Los huracanes y las tormentas tropicales giran en sentido de las agujas del reloj, en sentido inverso a las del hemisferio norte debido al efecto Coriolis.

El portugués es el idioma más hablado en el hemisferio sur, con Angola, Mozambique, Timor Oriental y terminando con la población más grande: Brasil, tras este está el español, principalmente en América del Sur, siendo Argentina el país con mayor población hispanohablante estando su territorio completamente en el hemisferio sur; y en tercer lugar se encuentra el inglés, hablado en el sur de África y en Oceanía, principalmente en Australia, seguido de Nueva Zelanda.

Etnográficamente hablando el hemisferio sur es de predominancia del fenotipo racial caucásico debido a las exploraciones y masacre de los colonos europeos fue constante y enorme durante el siglo XVIII, XIX y XX, así como también la baja tasa de mestizaje con los aborígenes y una súbita natalidad caucasoide durante el siglo XIX. Los países que contribuyen a esta característica son Argentina (85%), Australia (90%), Brasil (47,7%), Chile (52%), Nueva Zelanda (74%), Sudáfrica (7,4%) y Uruguay (88%). El siguiente grupo racial de importancia son los mestizos que son el resultado de la mezcla entre europeos (principalmente españoles, portugueses e italianos) con indígenas, este grupo es relevante en países como Ecuador, Paraguay y Perú. En lo que respecta a población afrodescendiente lo constituyen una gran parte del bloque africano austral aportando principalmente Angola, el Congo, Mozambique, Brasil, Sudáfrica y Namibia; el componente racial indígena se halla presente por toda Sudamérica principalmente en países como Perú (45%) y Bolivia (55%) dado que los incas ocuparon esta zona hace más de 5 siglos, así también existen ciertos aborígenes australianos y papúas en Nueva Zelanda y Papúa Nueva Guinea. La etnia del tipo oriental es un grupo muy numeroso en Indonesia y Malasia.