Hérulos
English: Herules

Sólido bizantino con el rostro inscrito de Odoacro. Esta moneda es uno de los pocos registros existentes relacionados con los hérulos.

Los hérulos eran una tribu germánica que invadió el Imperio romano en el siglo III, provenientes de Escandinavia, seguramente tras ser expulsados. [1]

Según algunos historiadores medievales, sus integrantes se aliaron con los godos y participaron con ellos en varias expediciones de merodeo por las costas de los mares Negro y Egeo (260). A principios del siglo VI, los lombardos vencieron a los hérulos y disolvieron su reino, situado en la cuenca del río Elba. Algunos de sus integrantes emigraron a Escandinavia y otros se enrolaron como mercenarios en el ejército del Imperio romano de Oriente. Un jefe hérulo, Odoacro, depuso al último emperador romano de Occidente, Rómulo Augústulo (476), y fue nombrado rey de Italia por sus tropas. Gobernó Italia de 476 a 493, cuando los ostrogodos vencieron a su ejército y se instalaron en la península itálica.

Al establecerse en Italia eran entre treinta y treinta y cinco mil personas, según Edward Arthur Thompson en Romans and Barbarians.[2]

Siglo III

Invasiones bárbaras del 267-269, en las que participaron los hérulos aliados de otros grupos.

Se les menciona por primera vez en las fuentes romanas en el siglo iii, cuando en 268 y 269 participaron en una coalición bárbara que reunió a pecinos y carpos —pequeñas tribus germánicas—, así como a gépidos y, sobre todo, a godos. El ejército coaligado, que se afirma que contaba con más de trescientos mil guerreros (cifra ciertamente exagerada por los cronistas romanos y griegos), atacó a las fuerzas del emperador Claudio II el Gótico junto al río Danubio.

En el siglo iii, otro pueblo germánico, el lombardo, entonces establecido en la Panonia y que irrumpió en el Occidente romano tardíamente en el año 568, era aliado de los hérulos. Más tarde, se hace mención de estos nuevamente durante las grandes invasiones, a partir de la segunda mitad del siglo IV.