Guerra del Peloponeso

  • guerra del peloponeso
    map peloponnesian war 431 bc-es.svg
    la guerra del peloponeso en el egeo
    fecha 431 a. c.-404 a. c.
    lugar grecia continental, asia menor, sicilia
    resultado victoria espartana
    cambios territoriales disolución de la liga de delos
    beligerantes
    liga de delos comandada por atenas liga del peloponeso comandada por esparta
    comandantes
    pericles,
    cleón,
    nicias,
    alcibíades
    arquidamo ii,
    brásidas,
    lisandro,
    alcibíades
    fuerzas en combate
    32 000 32 000
    bajas
    16 800 muertos y heridos 5700 muertos y heridos

    la guerra del peloponeso (431 a. c.-404 a. c.) fue un conflicto militar de la antigua grecia que enfrentó a las ciudades formadas por la liga de delos (encabezada por atenas) y la liga del peloponeso (encabezada por esparta).

    tradicionalmente, los historiadores han dividido la guerra en tres fases. durante la primera, llamada la guerra arquidámica, esparta lanzó repetidas invasiones sobre el Ática, mientras que atenas aprovechaba su supremacía naval para atacar las costas del peloponeso y trataba de sofocar cualquier signo de malestar dentro de su imperio. este período de la guerra concluyó en 421 a. c., con la firma de la paz de nicias. sin embargo, al poco tiempo el tratado fue roto por nuevos combates en el peloponeso lo que llevó a la segunda fase. en 415 a. c., atenas envió una inmensa fuerza expedicionaria para atacar a varios aliados de esparta. la expedición ateniense, que se prolongó del 415 al 413 a. c., terminó en desastre, con la destrucción de gran parte del ejército y la reducción a la esclavitud de miles de soldados atenienses y aliados.

    esto precipitó la fase final de la guerra, que suele ser llamada la guerra de decelia. en esta etapa, esparta, con la nueva ayuda de persia y los sátrapas (gobernadores regionales) de asia menor, apoyó rebeliones en estados bajo el dominio de atenas en el mar egeo y en jonia, con lo cual debilitó a la liga de delos y, finalmente, privó a atenas de su supremacía marítima. la destrucción de la flota ateniense en egospótamos puso fin a la guerra y atenas se rindió al año siguiente.

    la guerra del peloponeso cambió el mapa de la antigua grecia. desde un punto de vista helénico, atenas, la principal ciudad antes de la guerra, fue reducida prácticamente a un estado de sometimiento, mientras esparta se establecía como el mayor poder de grecia. el costo económico de la guerra se sintió en toda grecia; un estado de pobreza se extendió por el peloponeso, mientras que atenas se encontró a sí misma completamente devastada y jamás pudo recuperar su antigua prosperidad.[2]​ la guerra también acarreó cambios más sutiles dentro de la sociedad griega; el conflicto entre la democracia ateniense y la oligarquía espartana, cada una de las cuales apoyaba a facciones políticas amigas dentro de otras ciudades estado, hizo de las guerras civiles algo común en el mundo griego.

    mientras tanto, las guerras entre ciudades, que originariamente eran una forma de conflicto limitado y formal, se convirtieron en luchas sin cuartel entre ciudades estado que incluían atrocidades a gran escala. la guerra del peloponeso, que destrozó tabúes religiosos y culturales, devastó extensos territorios y destruyó ciudades enteras, marcó el dramático final del dorado siglo v a. c. de grecia.[3]

  • preludio
  • catalizadores de la guerra
  • la guerra arquidámica
  • paz de nicias
  • la expedición a sicilia
  • la segunda guerra: guerra de decelia
  • consecuencias
  • contexto: trasfondo de la guerra
  • véase también
  • referencias
  • bibliografía
  • enlaces externos

Guerra del Peloponeso
Map Peloponnesian War 431 BC-es.svg
La guerra del Peloponeso en el Egeo
Fecha 431 a. C.-404 a. C.
Lugar Grecia continental, Asia Menor, Sicilia
Resultado Victoria espartana
Cambios territoriales Disolución de la Liga de Delos
Beligerantes
Liga de Delos comandada por Atenas Liga del Peloponeso comandada por Esparta
Comandantes
Pericles,
Cleón,
Nicias,
Alcibíades
Arquidamo II,
Brásidas,
Lisandro,
Alcibíades
Fuerzas en combate
32 000 32 000
Bajas
16 800 muertos y heridos 5700 muertos y heridos

La guerra del Peloponeso (431 a. C.-404 a. C.) fue un conflicto militar de la Antigua Grecia que enfrentó a las ciudades formadas por la Liga de Delos (encabezada por Atenas) y la Liga del Peloponeso (encabezada por Esparta).

Tradicionalmente, los historiadores han dividido la guerra en tres fases. Durante la primera, llamada la guerra arquidámica, Esparta lanzó repetidas invasiones sobre el Ática, mientras que Atenas aprovechaba su supremacía naval para atacar las costas del Peloponeso y trataba de sofocar cualquier signo de malestar dentro de su Imperio. Este período de la guerra concluyó en 421 a. C., con la firma de la Paz de Nicias. Sin embargo, al poco tiempo el tratado fue roto por nuevos combates en el Peloponeso lo que llevó a la segunda fase. En 415 a. C., Atenas envió una inmensa fuerza expedicionaria para atacar a varios aliados de Esparta. La expedición ateniense, que se prolongó del 415 al 413 a. C., terminó en desastre, con la destrucción de gran parte del ejército y la reducción a la esclavitud de miles de soldados atenienses y aliados.

Esto precipitó la fase final de la guerra, que suele ser llamada la guerra de Decelia. En esta etapa, Esparta, con la nueva ayuda de Persia y los sátrapas (gobernadores regionales) de Asia Menor, apoyó rebeliones en estados bajo el dominio de Atenas en el mar Egeo y en Jonia, con lo cual debilitó a la Liga de Delos y, finalmente, privó a Atenas de su supremacía marítima. La destrucción de la flota ateniense en Egospótamos puso fin a la guerra y Atenas se rindió al año siguiente.

La guerra del Peloponeso cambió el mapa de la Antigua Grecia. Desde un punto de vista helénico, Atenas, la principal ciudad antes de la guerra, fue reducida prácticamente a un estado de sometimiento, mientras Esparta se establecía como el mayor poder de Grecia. El costo económico de la guerra se sintió en toda Grecia; un estado de pobreza se extendió por el Peloponeso, mientras que Atenas se encontró a sí misma completamente devastada y jamás pudo recuperar su antigua prosperidad.[2]​ La guerra también acarreó cambios más sutiles dentro de la sociedad griega; el conflicto entre la democracia ateniense y la oligarquía espartana, cada una de las cuales apoyaba a facciones políticas amigas dentro de otras ciudades estado, hizo de las guerras civiles algo común en el mundo griego.

Mientras tanto, las guerras entre ciudades, que originariamente eran una forma de conflicto limitado y formal, se convirtieron en luchas sin cuartel entre ciudades estado que incluían atrocidades a gran escala. La guerra del Peloponeso, que destrozó tabúes religiosos y culturales, devastó extensos territorios y destruyó ciudades enteras, marcó el dramático final del dorado siglo V a. C. de Grecia.[3]