Guerra de sucesión castellana

  • guerra de sucesión castellana
    parte de los conflictos por la sucesión de enrique iv de castilla
    isabelandjuana.jpg
    izquierda: isabel de castilla.
    derecha: juana de castilla, «la beltraneja».

    fecha 1474-1479
    lugar península ibérica y océano atlántico
    casus belli proclamación simultánea de isabel y juana como reinas de castilla
    resultado isabel es reconocida reina de castilla y portugal logra la hegemonía en el atlántico
    consecuencias

    tratado de alcazobas:

    • portugal reconoce a isabel y fernando como reyes de castilla, los cuales a su vez renuncian al trono de portugal
    • castilla reconoce el monopolio de portugal sobre su área de expansión en el atlántico con la excepción de las islas canarias
    • matrimonio de la infanta isabel de aragón con el príncipe heredero alfonso de portugal, a cambio de una gran dote
    beligerantes
    • isabelinos
    • corona de aragón
    • juanistas
    • portugueseflag1475.png reino de portugal
    • reino de francia
  • comandantes
    • isabel de castilla
    • d. hurtado de mendoza
    • cardenal mendoza
    • beltrán de la cueva
    • ramírez de madrid
    • d. de medina-sidonia
    • fernando ii
    • cross santiago.svg alonso de cárdenas
    • cross santiago.svg rodrigo manrique  
    • cross santiago.svg jorge manrique  
    • juana de castilla
    • alfonso carrillo de acuña
    • diego lópez pacheco
    • Álvaro de zúñiga
    • rodrigo ponce de león
    • cross calatrava.svg rodrigo téllez girón
    • portugueseflag1475.png alfonso v
    • portugueseflag1475.png juan de portugal
    • luis xi
  • se llama guerra de sucesión castellana al conflicto bélico que se produjo de 1475 a 1479 por la sucesión de la corona de castilla entre los partidarios de juana de trastámara, hija del difunto monarca enrique iv de castilla, y los de isabel, hermanastra de este último.

    la guerra tuvo un marcado carácter internacional porque isabel estaba casada con fernando, heredero de la corona de aragón, mientras que juana se había casado con el rey alfonso v de portugal. francia también intervino, apoyando a portugal para evitar que aragón, su rival en italia, se uniera a castilla.

    a pesar de algunos éxitos iniciales para los partidarios de juana, la escasa agresividad militar de alfonso v y las consecuencias políticas de la batalla de toro[3]

    a partir de entonces el conflicto consistió esencialmente en una guerra entre castilla y portugal, cobrando gran importancia la guerra naval en el océano atlántico. las flotas portuguesas se impusieron a las castellanas en la lucha por el acceso a las riquezas de guinea (oro y esclavos), [5]​donde se libró la decisiva batalla naval de guinea.

    la guerra concluyó en 1479 con la firma del tratado de alcáçovas, que reconocía a isabel y fernando como reyes de castilla y otorgaba a portugal la hegemonía en el atlántico, con la excepción de las islas canarias. juana perdió su derecho al trono y tuvo que permanecer en portugal hasta su muerte.

    este conflicto ha sido llamado también guerra civil castellana, pero este nombre induce a confusión con otras guerras civiles que afectaron a castilla en los siglos xiv y xv. algunos autores hablan de guerra de portugal, pero este nombre es parcial (claramente denota un punto de vista castellano) y hace olvidar que el bando juanista también podía considerarse castellano legítimamente. otras veces se ha utilizado el término guerra peninsular, a no confundir con el nombre inglés y portugués de la guerra de la independencia española (1808–1814). por último, algunos autores prefieren la expresión neutra de guerra de 1475-1479.

  • antecedentes
  • el conflicto
  • el tratado de paz
  • referencias
  • bibliografía (citada y consultada)

Guerra de Sucesión castellana
Parte de los conflictos por la sucesión de Enrique IV de Castilla
IsabelandJuana.JPG
Fecha 1474-1479
Lugar Península ibérica y océano Atlántico
Casus belli Proclamación simultánea de Isabel y Juana como reinas de Castilla
Resultado Isabel es reconocida reina de Castilla y Portugal logra la hegemonía en el Atlántico
Consecuencias

Tratado de Alcazobas:

  • Portugal reconoce a Isabel y Fernando como reyes de Castilla, los cuales a su vez renuncian al trono de Portugal
  • Castilla reconoce el monopolio de Portugal sobre su área de expansión en el Atlántico con la excepción de las islas Canarias
  • Matrimonio de la infanta Isabel de Aragón con el príncipe heredero Alfonso de Portugal, a cambio de una gran dote
Beligerantes
  • Comandantes
  • Se llama guerra de Sucesión castellana al conflicto bélico que se produjo de 1475 a 1479 por la sucesión de la Corona de Castilla entre los partidarios de Juana de Trastámara, hija del difunto monarca Enrique IV de Castilla, y los de Isabel, hermanastra de este último.

    La guerra tuvo un marcado carácter internacional porque Isabel estaba casada con Fernando, heredero de la Corona de Aragón, mientras que Juana se había casado con el rey Alfonso V de Portugal. Francia también intervino, apoyando a Portugal para evitar que Aragón, su rival en Italia, se uniera a Castilla.

    A pesar de algunos éxitos iniciales para los partidarios de Juana, la escasa agresividad militar de Alfonso V y las consecuencias políticas de la batalla de Toro[3]

    A partir de entonces el conflicto consistió esencialmente en una guerra entre Castilla y Portugal, cobrando gran importancia la guerra naval en el océano Atlántico. Las flotas portuguesas se impusieron a las castellanas en la lucha por el acceso a las riquezas de Guinea (oro y esclavos), [5]​donde se libró la decisiva batalla naval de Guinea.

    La guerra concluyó en 1479 con la firma del Tratado de Alcáçovas, que reconocía a Isabel y Fernando como reyes de Castilla y otorgaba a Portugal la hegemonía en el Atlántico, con la excepción de las islas Canarias. Juana perdió su derecho al trono y tuvo que permanecer en Portugal hasta su muerte.

    Este conflicto ha sido llamado también guerra civil castellana, pero este nombre induce a confusión con otras guerras civiles que afectaron a Castilla en los siglos XIV y XV. Algunos autores hablan de guerra de Portugal, pero este nombre es parcial (claramente denota un punto de vista castellano) y hace olvidar que el bando juanista también podía considerarse castellano legítimamente. Otras veces se ha utilizado el término guerra peninsular, a no confundir con el nombre inglés y portugués de la guerra de la Independencia Española (1808–1814). Por último, algunos autores prefieren la expresión neutra de guerra de 1475-1479.