Gestapo
English: Gestapo

Policía Secreta del Estado
Geheime Staatspolizei
Reichsadler Deutsches Reich (1935–1945).svg

Gestapomen following the white buses.jpg
Información general
AcrónimoGestapo
Fundación26 de abril de 1933
Disolución7 de mayo de 1945
JurisdicciónBandera de Alemania nazi Alemania nazi
PaísAlemania nazi
SedePrinz-Albrecht-Straße, Berlín
Organización
Dependiente deReichsadler Deutsches Reich (1935–1945).svg RSHA
Empleados32 000[1](1944)
Histórico
Policía Secreta PrusianaActual
Cuarteles generales de la Gestapo en Prinz-Albrecht-Straße 8 (actual Niederkirchnerstraße), Berlín (1937).

La Acerca de este sonido Gestapo (contracción de Geheime Staatspolizei: 'Policía Secreta del Estado') fue la policía secreta oficial de la Alemania nazi, dirigida desde 1936 por Reinhard Heydrich hasta su muerte en el atentado de Praga en 1942. Totalmente subordinada a las SS, fue administrada por la Reichssicherheitshauptamt (RSHA) y considerada como una organización dual del Sicherheitsdienst (SD) y también una Suboficina de la Sicherheitspolizei (SiPo). Establecida por decreto el 26 de abril de 1933 por el agente Rudolph Hinrichs y disuelta el 7 de mayo de 1945 por orden del General Dwight D. Eisenhower.

Funcionamiento

Formada por oficiales de policía de carrera y profesionales del Derecho, su organización y funciones fueron rápidamente fijados por Hermann Göring después de que Hitler accediera al poder en enero de 1933. Rudolf Diels fue el primer jefe de la organización.

La función de la Gestapo era la de investigar y combatir «todas las tendencias peligrosas para el Estado». Tenía autoridad para investigar los casos de traición, espionaje y sabotaje, además de los casos de ataques criminales al NSDAP y al Estado.

La norma de 1936 que regulaba su actuación le otorgó carta blanca y la situó por encima de la ley al excluirla de cualquier forma de control jurisdiccional. En particular, fue eximida de responsabilidad ante los tribunales administrativos, los que ordinariamente se encargaban de resolver los litigios que los ciudadanos dirigían contra el Estado si consideraban que su actuación no se ajustaba a Derecho. Werner Best, asesor jurídico de la Gestapo,[3]

El poder de la Gestapo que más le permitía abusar era la Schutzhaft o 'custodia preventiva', un eufemismo para designar los encarcelamientos sin procedimientos legales, típicamente en campos de concentración. La persona encarcelada incluso tenía que firmar su propio Schutzhaftbefehl (documento donde declaraba su deseo de ser encarcelada). Normalmente esto se lograba sometiéndola a tortura.[cita requerida]