Gabriel García Moreno

Gabriel García Moreno
Gabriel García Moreno.jpg

Coat of arms of Ecuador.svg
Presidente de la República del Ecuador
26 de septiembre de 1860-30 de agosto de 1865
Vicepresidente Mariano Cueva (1861-1863)
Antonio Borrero (1863-1864)
Rafael Carvajal (1864-1865)
Predecesor Francisco Robles
Sucesor Jerónimo Carrión

19 de enero de 1869-16 de mayo de 1869
De facto
Vicepresidente Manuel de Ascásubi
Predecesor Javier Espinosa y Espinosa
Sucesor Vacante

10 de agosto de 1869-6 de agosto de 1875
Vicepresidente Francisco Javier León
Predecesor Vacante
Sucesor Antonio Borrero

Coat of Arms of Quito.svg
Presidente del Consejo Municipal de Quito
1 de enero de 1857-31 de diciembre de 1857

Información personal
Nacimiento 24 de diciembre de 1821
Bandera de Guayaquil Guayaquil, Guayaquil
Fallecimiento 6 de agosto de 1875 (53 años)
Bandera de Ecuador Quito, Pichincha, Ecuador
Causa de la muerte Herida por arma de fuego Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepultura Catedral Metropolitana de Quito Ver y modificar los datos en Wikidata
Residencia Casa de los Alcaldes
Nacionalidad Ecuatoriana
Religión Iglesia católica Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Partido Conservador
Familia
Padres Gabriel García
Mercedes Moreno
Cónyuge Rosa Ascásubi (1846-1865)
Mariana del Alcázar (1865-1875)
Hijos Gabriel García del Alcázar
Educación
Educado en Universidad Central del Ecuador
Información profesional
Ocupación Político, abogado y escritor Ver y modificar los datos en Wikidata
Tratamiento Su Excelencia
Firma Firma de Gabriel García Moreno.svg

Gabriel Gregorio Fernando José María García Moreno y Morán de Butrón  (Guayaquil, 24 de diciembre de 1821 - Quito, 6 de agosto de 1875)[2]

Tuvo una influencia política y cultural que ejerció en el Ecuador desde 1858 hasta 1875.[5]

Defendió la soberanía de su país frente a las invasiones e intentonas de repartirse el territorio ecuatoriano por parte de los gobiernos peruanos y colombianos de la época. Luchó contra el militarismo dictatorial que pugnaba por llegar al poder a fuerza de las armas.[9]

Se lo considera el modernizador y constructor del estado ecuatoriano. El historiador Robalino Dávila afirma que gracias a sus gobiernos el Ecuador pudo progresar.[25]​ y por la virulenta persecución de los liberales.