Fokker F.VII
English: Fokker F.VII

Fokker F.VII
Southern cross.jpg
El famoso Fokker F.VIIb-3m Southern Cross de Charles Kingsford Smith.
TipoTransporte civil de 10 plazas
FabricanteBandera de los Países Bajos Vliegtuigenfabriek Fokker
Bandera de Estados Unidos Atlantic Aircraft
Diseñado porWalter Rethel
Primer vuelo12 de marzo de 1925
Introducido1925
EstadoRetirado
UsuarioBandera de Bélgica SABENA
Usuarios principalesBandera de los Países Bajos KLM
Bandera de Polonia Fuerza Aérea Polaca
Bandera de Polonia Polskie Linie Lotnicze LOT
Producción1925-1932
Desarrollo delFokker F.V
VariantesFokker F.10

El Fokker F.VII fue el avión trimotor comercial de mayor éxito en los años 20 y el que dominó el mercado europeo hasta la llegada de los aviones alemanes y estadounidenses totalmente metálicos de mediados de los años 30. Se construyó en la factoría de Fokker en Holanda, por la Atlantic Aircraft Corporation, subsidiaria en Estados Unidos de dicha compañía, y en otros países bajo licencia. En este tipo de aparato, se realizaron muchos y renombrados vuelos pioneros y de exploración.

Diseño y desarrollo

Desarrollado a partir del exitoso Fokker F.VII, diseñado por Walter Rethel del que se construyeron cinco ejemplares en 1924-25, el Fokker F.VIIa voló por primera vez el 12 de marzo de 1925, equipado con un motor Packard Liberty de 400 hp. Tras un viaje de promoción por los Estados Unidos, se recibieron varios encargos y otros más fueron hechos por clientes europeos. Se construyeron casi 50 F.VIIa, algunos de los cuales fueron convertidos posteriormente en trimotores F.VIIa/3m. Esta última versión, junto con los F.VIIb/3m (de envergadura ligeramente aumentada), constituyeron el principal componente de las flotas civiles europeas al principio de la década de los años 30, siendo producidos en serie también bajo licencia en Bélgica, España, Italia, Polonia y Gran Bretaña.

El único ejemplar empleado militarmente durante la II Guerra Mundial fue el nº 12 de serie, que tras una variada carrera en los Países Bajos y Dinamarca fue regalado a la Cruz Roja finlandesa, y operó con insignias militares durante la Guerra de Continuación. Los empleados por las aviaciones militares de los Países Bajos y Polonia fueron destruidos.

Durante la Guerra Civil Española, ambos bandos emplearon F.VII trimotores, ya fuesen procedentes de la línea aérea LAPE o militares, a los que se unieron otros comprados en el extranjero. Operaron como bombarderos, transportes de tropas y aviones escuela, y su total, según algunas fuentes, debió de ser de unos 20 aparatos. Una de sus contribuciones, modesta pero importante, consistió en los tres ejemplares que en el momento de estallar la rebelión estaban en Sevilla y Larache y que fueron utilizados en la considerada como primera operación aerotransportada de la historia, al usarse conjuntamente con Junkers Ju 52 e hidroaviones Dornier Do J para trasladar tropas coloniales en un puente aéreo Tetuán-Sevilla en los primeros días de la contienda.

Vuelos históricos

Fokker Atlantic C-2A Question Mark reabastecido por un Douglas C-1.
  • El 9 de mayo de 1926, volando en el Fokker F.VIIa/3m bautizado Josephine Ford, el entonces capitán de corbeta Richard E. Byrd de la USN y Floyd Bennet sobrevuelan por primera vez en un aeroplano el Polo Norte, que dos días después fue también alcanzado por el dirigible Norge al mando del explorador noruego Roald Amundsen.[1]
  • El 15 de junio de 1927, el millonario estadounidense W. van Lear Black alquila un Fokker F.VIIa de KLM para realizar un vuelo de Ámsterdam a Batavia (Indias Orientales Neerlandesas). Esta transacción fue el primer vuelo chárter de la historia. Al mando del capitán G.J. Geysendorfer, el F.VIIa llevó a cabo un viaje de ida y vuelta de más de 30 100 km, regresando a Ámsterdam el 23 de julio.
  • Volando en un monoplano Fokker C-2 del Ejército estadounidense, bautizado Bird of Paradise, los tenientes Albert Hegenberger y L. Maitland efectúan, entre el 28 y el 29 de junio de 1927, el primer vuelo sin escalas desde Estados Unidos a las Hawái, entre Oakland (California) y Honolulu. La travesía duró 25 horas 50 minutos.[1]
  • La aviadora estadounidense Amelia Earhart fue la primera mujer en sobrevolar el Atlántico como pasajera a bordo del Fokker F.VIIb/3m Friendship el 17 de junio de 1928.[1]
  • Los oficiales, el entonces Comandante Carl Spaatz, Ira Eaker y Elwood Quesada futuros generales del Cuerpo Aéreo del Ejército de los Estados Unidos, figuran entre la tripulación del Fokker C-2A (Fokker F.VIIa/3m) Question Mark, que entre el 1 y el 7 de enero de 1929 estableció un récord de casi 151 horas de vuelo sobre Los Ángeles. Esta marca fue posible gracias al empleo del reabastecimiento de combustible en vuelo (en este caso por un Douglas C-1) preconizado por Smith y Richter en 1923, y fue una primera demostración de esta técnica, que adquiriría una dimensión fundamental en la era del reactor.[3]