Federico V del Palatinado

Federico V
Gerard van Honthorst 006.jpg
Federico V por Gerrit van Honthorst. Se le muestra con la raramente vista Corona de San Wenceslao. En la mesa se observa el gorro representando el puesto de Príncipe Elector por el Palatinado.
Información personal
Nombre en alemánFriedrich V. von der Pfalz Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento16 de agosto de 1596jul. o 26 de agosto de 1596 Ver y modificar los datos en Wikidata
Deinschwang (Palatinado) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento29 de noviembre de 1632 Ver y modificar los datos en Wikidata
Maguncia (Diócesis de Maguncia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de la muertePeste Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadAlemana Ver y modificar los datos en Wikidata
ReligiónProtestantismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Familia nobiliariaFamilia Wittelsbach Ver y modificar los datos en Wikidata
PadresFederico IV del Palatinado Ver y modificar los datos en Wikidata
Luisa Juliana de Orange-Nassau Ver y modificar los datos en Wikidata
Cónyuge
Hijos
Información profesional
OcupaciónAristócrata Ver y modificar los datos en Wikidata
Cargos ocupados
Federico V
Elector Palatino
Información personal
Reinado19 de septiembre de 1610 – 23 de febrero de 1623
NacimientoDeinschwang, cerca de Amberg, Alto Palatinado
ReligiónCalvinista
PredecesorFederico IV
SucesorCarlos I Luis
Familia
DinastíaPalatinado Simmern
Federico V, Elector Palatino.

Federico V de Wittelsbach-Simmern (Amberg, 26 de agosto de 1596 - Maguncia, 29 de noviembre de 1632) fue Elector Palatino del Rin de 1610 a 1623) y Rey de Bohemia de 1619 a 1620, como Federico I (en checo: Fridrich Falcký). Debido a su corto reinado es llamado el Rey de un invierno (en checo: Zimní král).

Era hijo y heredero de Federico IV y de Luisa Juliana de Orange-Nassau, la hija de Guillermo de Orange y Carlota de Borbón-Monpensier. Nacido en el pabellón de caza Deinschwang en el Alto Palatinado, Federico V sucedió a la muerte de su padre como príncipe elector del Palatinado del Rin en el Sacro Imperio Romano Germánico en 1610, bajo la tutela del conde Juan II de Zweibrücken, y ello hasta 1614.

Vida pública

En 1619 los Estados protestantes de Bohemia se rebelaron contra el católico Emperador del Sacro Imperio Fernando II y ofrecieron la corona de Bohemia a Federico, escogiéndolo debido a que era un miembro influyente de la Unión Protestante, una organización fundada por su padre para proteger el protestantismo en el Imperio.

En agosto de 1619, descontentos con Fernando II, el sucesor de Matías de Habsburgo, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, los Estados de Bohemia, con una mayoría de protestantes mientras que Fernando era católico, deponen a éste y proponen ceder el título a Federico V.

Aunque al principio Federico expresa reticencias, finalmente acepta la propuesta. Esta acción será uno de los factores que contribuirán al desencadenamiento de la guerra de los Treinta Años. Es coronado en Praga, el 4 de noviembre de 1619, y su esposa lo es tres días más tarde. Poco después, Fernando II inicia una ofensiva para recuperar la corona de Bohemia.

Sus aliados en la Unión Protestante no le apoyaron militarmente al firmar el Tratado de Ulm (1620), pero abandonado después por las potencias extranjeras y por la Unión Protestante, Federico V, con pocos medios financieros y humanos, no logra contener a los ejércitos de Fernando y sufre una derrota ante Tilly, en la batalla de la Montaña Blanca el 8 de noviembre de 1620, es decir, un año y cuatro meses después de su entronización. Por ello heredaría el mote de «rey de un invierno» (Winterkönig en alemán).

Tras resolver la revuelta en Bohemia, los Habsburgo aprovecharon esa injerencia de Federico V para con fuerzas combinadas imperio-españolas, invadir el Palatinado protestante alemán en 1620 —en lo que se conoce como campaña del Palatinado— y conquistarlo a finales de 1622.[1]​ Federico V tuvo que huir a las Provincias Unidas en 1622. Un edicto imperial lo privó formalmente del Palatinado (1623). Vivió el resto de su vida en el exilio con su esposa y familia principalmente en La Haya, antes de morir en Maguncia en 1632.

Los españoles tomaron el control de la parte occidental del Palatinado[2]​ (para obtener la ruta de acceso desde Italia a los Países Bajos a través del Camino Español), y el duque Maximiliano de Baviera tomó el resto del territorio.