Europa
English: Europe

Europa
Gentilicio: europeo, a
Europe orthographic Caucasus Urals boundary (with borders).svg
Superficie10 530 751 km²
Población743 704 000 hab.
Densidad70 hab./km²
SubdivisionesEuropa del Norte
Europa del Sur
Europa del Este
Europa del Oeste
Europa Central
Países
Dependencias
Países no reconocidos
Idiomas regionalesLenguas de Europa: romances, germánicas, eslavas, ugrofinesas, celtas, etc.
Zona horariaUTC/UTC +1 en verano
UTC +1/UTC +2 en verano
UTC +2/UTC +3 en verano
UTC +3 todo el año
Internet TLD.eu
Ciudades más extensasVéase aquí
Organizaciones regionalesUnión Europea, Consejo de Europa, etc.

Europa es uno de los continentes que conforman el supercontinente euroasiático, situado entre los paralelos 35º 30’ y 70º 30’ de latitud norte. De forma convencional y por motivos histórico-culturales es considerada un continente, tras la delimitación realizada por el geógrafo ruso Vasili Tatíshchev quien deseaba señalar la pertenencia de Rusia a Europa y a Asia.[1]

Las fronteras de Europa y su población son objeto de controversia, ya que el término continente puede referirse a un bien cultural y político o a distinciones fisiográficas. Andreas Kaplan describe a Europa como «una máxima diversidad cultural en una superficie geográfica mínima».[2]

La definición más extendida es aquella que la sitúa en la mitad oriental del hemisferio norte, limitada por el océano Ártico en el norte hasta el mar Mediterráneo por el sur. Por el oeste, llega hasta el océano Atlántico. Por el este, limita con Asia, de la que la separan los montes Urales, el río Ural, el mar Caspio, la cordillera del Cáucaso, el mar Negro y los estrechos del Bósforo y de Dardanelos.[3]

Europa es el segundo continente más pequeño en términos de superficie. Abarca 10 530 751 kilómetros cuadrados o el 2 % de la superficie del mundo y alrededor de 6,8 % del total de las tierras emergidas. Alberga un gran número de estados soberanos, cuyo número exacto depende de la definición de la frontera de Europa, así como de la exclusión o inclusión de estados parcialmente reconocidos. De todos los países europeos, Rusia es el mayor en superficie (al mismo tiempo que es el estado soberano reconocido internacionalmente más extenso del mundo), mientras que la Ciudad del Vaticano es el más pequeño (al mismo tiempo que es el estado soberano e internacionalmente reconocido más pequeño del mundo). Europa es el cuarto continente más poblado después de Asia, África y América, con una población de 740 813 959 (año 2015) o alrededor del 10,03 % de la población mundial.[4]

Europa, en particular la Antigua Grecia, es la cuna de la cultura occidental. La caída del Imperio Romano de Occidente, durante el período de la migración, marcó el fin de la Edad Antigua y el comienzo de una era conocida como la Edad Media.

El Renacimiento con sus consiguientes humanismo, arte y ciencia, además de la exploración llevaron al "viejo continente", y finalmente al resto del mundo, a la Edad Moderna. A partir de este período las naciones europeas desempeñan un papel preponderante en los asuntos mundiales, desde el siglo XVI en adelante especialmente, después del comienzo de la colonización. En los siglos XVII y XVIII, las naciones europeas controlaron la mayor parte de África, América, y gran parte de Asia, y posteriormente también Oceanía.

La Revolución Industrial, que comenzó en el Reino Unido en el siglo XVIII, dio lugar a un cambio radical en los ámbitos económico, cultural y social en Europa Occidental, y posteriormente en el resto del mundo.

La Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial condujeron a una disminución en el dominio de Europa en los asuntos mundiales cuando los Estados Unidos y la Unión Soviética tomaron la preeminencia.

La Guerra Fría entre las dos superpotencias dividió Europa a lo largo del Telón de Acero. La integración europea dio lugar a la formación del Consejo de Europa y la Unión Europea en Europa occidental, las cuales se han expandido hacia el este desde la caída de la Unión Soviética en 1991.

Actualmente, naciones que ejercen poder hegemónico mundial como Estados Unidos son el resultado de la colonización europea.

Definición

Mapa de T en O del año 623, impreso en 1472, donde Europa aparece como una de las tres secciones del mundo, junto a Asia y África, rodeadas por un océano circular.

El término Europa tiene diversos usos, y los principales son de carácter geográfico y político. Geográficamente, Europa es la península más occidental de Eurasia; limitada al norte, oeste y sur por el océano Atlántico, el mar Báltico, el mar del Norte, el mar Mediterráneo, el mar de Mármara, el mar Egeo, el mar Adriático, el mar Tirreno y el mar Negro y al este por los montes Urales, el río Ural, el mar Caspio y la cordillera del Cáucaso. La UE considera como tales a todos aquellos situados dentro de los límites geográficos tradicionales, incluyendo Chipre, Georgia, Armenia y Azerbaiyán.[5]

     Europa de acuerdo con una definición ampliamente aceptada      La extensión sobre territorio asiático de Estados europeos      Territorios considerados europeos por razones histórico-culturales

En las obras de Homero, Ευρώπη es solo la reina mitológica de Creta y no una denominación geográfica, sin embargo, el (así llamado) Himno Homérico a Apolo (250-251) usa el término para referirse a la parte continental de Grecia, por oposición al Peloponeso y a las islas. Hesíodo, en la conclusión de su Teogonía (verso 964) alude a "los continentes" pero sin precisar sus nombres, con todo se duda que dicho pasaje pertenezca a este autor. Más tarde, desde el año 500 a. C. su significado se refiere a toda la tierra al oeste del mar Egeo. En Heródoto Europa es el mayor de los continentes, extendiéndose al norte del Mediterráneo desde las Columnas de Hércules (Gibraltar) hasta más allá del río Indo.

Desde la época helenística, se consideró a Europa como el territorio ubicado al norte del Mediterráneo, el Helesponto (Dardanelos), la Propóntide (mar de Mármara) y el Bósforo, siendo el río Tanais (Don) su frontera nororiental. Así Varrón[7]​ en la cual estuvo incluida Constantinopla. Europa, en sentido literario o meramente geográfico, correspondía a una de las tres partes del mundo, separada de África por Gibraltar, y de Asia por el Don. Flavio Josefo, cuya obra influyó en las concepciones medievales, agregaba que había sido otorgada por Noé a su hijo Jafet.

Hasta finales del Medioevo se mantuvieron estas fronteras de Europa, pero a medida que se ampliaba el mundo conocido por los europeos, resultaba insuficiente. Fue el geógrafo sueco Philip Johan von Strahlenberg quien, hacia 1730, propuso fijar el límite oriental del continente en los montes Urales, propuesta acogida con agrado por la monarquía rusa. Hasta el siglo XVI el término Europa no era de uso general, se prefería referirse a ella como "La Cristiandad". Esta expresión, desde el Renacimiento y la Reforma, comenzó a ser sustituida por el nombre propio del continente, con menos connotaciones confesionales-culturales y teniendo en cuenta la invasión y ocupación turca de gran parte de los Balcanes.

Actualmente, Europa puede ser usada tanto de manera amplia, para designar a la península más occidental de Eurasia, como de un modo más restringido; los estados miembros de la Unión Europea. También se utiliza para aludir a una serie de naciones que comparten una identidad cultural común a la cual se califica de "europea". En este sentido es como lo utiliza el Consejo de Europa de cuyos 49 países miembros solo 28 pertenecen a la Unión europea y la pertenencia de Turquía, país que mayoritariamente se sitúa geográficamente en Asia.[8]​ Por otro lado, los habitantes de algunas islas europeas; especialmente Irlanda o el Reino Unido, pero también Escandinavia, se refieren a la Europa continental como "el Continente".[9]