Erwin Rommel
English: Erwin Rommel

Erwin Johannes Eugen Rommel
Bundesarchiv Bild 146-1973-012-43, Erwin Rommel.jpg
Erwin Rommel en 1942
Generalfeldmarschall
Años de servicio1910-1944
ApodoZorro del Desierto
LealtadBandera de Imperio alemán Imperio alemán
Bandera de República de Weimar República de Weimar
Bandera de Alemania nazi Alemania nazi
Condecoraciones
Mandos
  • 7.ª División Panzer (1940)
  • Afrika Korps (1941-1943)
  • Grupo de Ejércitos B (1943-1944)
  • Conflictos
    Información
    Nacimiento15 de noviembre de 1891
    Bandera de Imperio alemán Heidenheim an der Brenz, Imperio alemán
    Fallecimiento14 de octubre de 1944
    (52 años)
    Bandera de Alemania nazi Herrlingen, Alemania nazi
    FirmaFirma de Erwin Rommel

    Erwin Johannes Eugen Rommel (Acerca de este sonido escuchar ) (Heidenheim an der Brenz, 15 de noviembre de 1891-Ulm, 14 de octubre de 1944) fue un general y estratega militar alemán. Popularmente apodado El Zorro del Desierto, sirvió como mariscal de campo en la Wehrmacht de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

    Rommel fue un militar muy condecorado durante la Primera Guerra Mundial y recibió la prestigiosa medalla Pour le Mérite por sus acciones en el Frente italiano. En 1937 publicó su libro clásico de tácticas militares, La infantería al ataque, basado en sus experiencias durante la Gran Guerra. En la Segunda Guerra Mundial se distinguió como comandante de la 7.ª División Panzer durante la invasión de Francia en 1940. Su liderazgo de fuerzas alemanas e italianas durante la Campaña en África del Norte al frente del Afrika Korps le hicieron ganar una gran reputación como el más hábil comandante de tanques de la guerra y el apodo de Wüstenfuchs, Zorro del Desierto. Entre sus rivales británicos también adquirió fama por su caballerosidad, razón por la que la campaña norteafricana se conoce también como «la guerra sin odio».[1]​ Más tarde comandó a las fuerzas alemanas que se enfrentaron a los Aliados en la invasión de Normandía en junio de 1944.

    Rommel apoyó la toma del poder por parte de los nazis y de Adolf Hitler, aunque se mostró contrario al antisemitismo y la ideología nazi, mientras que su conocimiento del Holocausto sigue siendo materia de debate entre los historiadores.[6]​ Rommel pudo haber estado implicado en el atentado del 20 de julio de 1944 para asesinar a Hitler. Debido a su estatus como héroe nacional, Hitler quiso deshacerse de él de manera discreta en lugar de ejecutarlo como al resto de implicados. Por eso, a Rommel le dieron la oportunidad de cometer suicidio a cambio de que su reputación se mantuviera intacta y de que su familia no fuera perseguida después de su muerte, o de lo contrario encarar un juicio que resultaría en su desgracia y ejecución. Eligió el suicidio con una píldora de cianuro. Al mariscal se le concedió un funeral de Estado y se dijo a la opinión pública que había sucumbido a las heridas sufridas por el ametrallamiento de su coche en Normandía.

    Rommel se convirtió en una verdadera leyenda tanto en la propaganda nazi como en la de los Aliados, así como después de la guerra en la cultura popular porque muchos estudiosos lo describieron como un hombre apolítico, un comandante brillante y una víctima del Tercer Reich. Sin embargo, esta semblanza ha sido discutida por otros escritores como un simple mito. La reputación de Rommel como conductor de una guerra limpia fue usada interesadamente en el rearme de Alemania Occidental y en la reconciliación entre antiguos enemigos: EE. UU. y Reino Unido por un lado y la República Federal de Alemania por otro. Varios de los antiguos subordinados de Rommel, especialmente su jefe de personal Hans Speidel, jugaron un papel clave en el rearme de Alemania y en la integración del país en la OTAN ya en la posguerra. La mayor base militar del ejército alemán, el Cuartel Mariscal de Campo Rommel en Augustdorf, se llama así en su honor.

    Nacimiento y primeros años

    Erwin Johannes Eugen Rommel nació el 15 de noviembre de 1891 en Heidenheim an der Brenz, un pequeño pueblo a unos 45 km de Ulm, en Wurtemberg. Fue el segundo hijo de Erwin Rommel y Helene von Luz. Ambos progenitores profesaban la fe protestante, por lo que el joven Erwin Johannes Eugen fue bautizado en la misma el 17 de noviembre del mismo año. Tanto su padre como su abuelo paterno eran profesores de matemáticas de cierto renombre, mientras que la madre era la primogénita de Karl von Luz, quien fuera gobernador civil en Ulm (Regierungs-Präsident). Sus padres eran por tanto gente conocida y respetada en su entorno, aunque de clase burguesa. Tuvo cuatro hermanos: Manfred murió siendo niño; Helena se dedicó también a la enseñanza, en Stuttgart; Karl sirvió en la Primera Guerra Mundial como piloto y resultó lisiado al contraer la malaria estando de servicio en el Imperio otomano; y Gerhardt siguió una carrera como cantante de ópera con moderado éxito.

    Rommel podría ser clasificado durante su periodo infantil como el hijo que cualquier madre querría tener. «Era un niño muy dócil y amable. Bajito para su edad [...] hablaba muy lentamente y sólo después de reflexionar largamente. Tenía muy buen carácter, era amistoso y no se asustaba de nada».[7]​ En 1898, Erwin Rommel padre es nombrado director del Realgymnasium de Aalen, un importante centro de enseñanza en su tiempo. El joven Erwin Johannes empezó a asistir como alumno a dicho colegio, en donde mostró síntomas propios de un superdotado: se aburría en clase, no mostraba ningún interés por las materias tratadas y, sin embargo, aprobaba año tras año sin ningún esfuerzo. Era reservado y se mantenía a distancia de sus demás compañeros.

    Erwin Rommel en su juventud.

    Durante su adolescencia la situación cambió para mejor. Desaparece su mansedumbre infantil, reemplazada por el estallido continuo de energía que le caracterizaría ya durante todo el resto de su vida. Comenzó a interesarse por todo tipo de actividades deportivas, especialmente el esquí y la bicicleta. Sus notas mejoraron de manera muy apreciable, consiguiendo graduarse con buena nota. Junto con un amigo suyo llamado Keitel (sin relación con el mariscal del mismo nombre) construyó un modelo de planeador a tamaño natural; consideró la idea de estudiar ingeniería, pero ante la oposición de su padre se alistó en el ejército. Presentó solicitudes en regimientos de artillería e ingenieros, pero en ambos le comunicaron que no había plazas disponibles. Así que se presentó a infantería. Durante las pruebas médicas le diagnosticaron una hernia inguinal, de la que se operó. Tras una convalecencia de casi cuatro meses, el 19 de julio de 1910 se incorporó al 124.º regimiento de infantería «König Wilhelm I» (6.º de Wurttemberg) en Weingarten con el rango de «aspirante» (cadete).

    En el sistema alemán, los aspirantes a oficial debían cumplir un tiempo de servicio como soldados antes incluso de ser enviados a la academia de oficiales. Rommel fue ascendido a cabo en octubre y a sargento en diciembre. En marzo de 1911 fue trasladado a la Kriegsschule (escuela de guerra) de Danzig. Allí conoció, a través de un amigo suyo de la academia, a Lucie Marie Mollin, hija de un terrateniente prusiano que se encontraba en Danzig estudiando idiomas. Completamente enamorado, empezó con ella una relación formal que les conduciría al matrimonio unos años después, en 1916, durante un corto permiso durante la Primera Guerra Mundial. El matrimonio produjo bastante malestar en la familia de la novia, ya que eran católicos y no vieron el enlace con buenos ojos.

    Cuando Rommel volvió a su regimiento tras graduarse en enero de 1912, se mantuvieron en contacto escribiéndose prácticamente a diario, costumbre que Rommel mantendría inalterada en todos sus posteriores periodos de separación. Su viuda Lucie Marie Rommel logró conservar grandes cantidades de esas cartas a pesar de los saqueos sufridos durante la Segunda Guerra Mundial.

    En 1913 fallece su padre de forma súbita. Su madre siguió viviendo en la casa familiar, manteniendo el contacto de forma fluida con todos sus hijos hasta su muerte en 1940.

    En 1928, Erwin y Lucie tuvieron a su único hijo, Manfred Rommel, que con los años sería secretario de Estado y alcalde de Stuttgart. Sin embargo, los historiadores John Bierman y Colin Smith afirman que Rommel tuvo una aventura en 1913 con Walburga Stemmer, una joven frutera de Weingarten.[8]​ De esa relación extramatrimonial nacería Gertrud Pan. Según los autores, Walburga se suicidó en 1928, al enterarse del nacimiento de Manfred.