Ermesenda de Carcasona

  • detalle del sepulcro de ermesenda en la catedral de gerona.

    ermesenda o ermesinda de carcasona (972gerona-san quirico de besora 1 de marzo de 1057) gobernó en condominio los condados de barcelona, gerona y osona y fue tutora de su hijo berenguer ramón i y de su nieto ramón berenguer i durante sus respectivas minorías de edad. hija de roger i de cominges o rogerio el viejo, conde de carcasona, y de adelaida de gévaudan. casó hacia 992 con ramón borrell, que sucedió el 30 de septiembre el mismo año, después de su casamiento, a su padre borrel ii, en el gobierno del condado de barcelona.

    era ermesenda de singular belleza y enérgico carácter. por largo tiempo figuró en la corte de barcelona, ya rodeada de los jueces de corte y sentada en el escaño del tribunal administrando justicia en presencia de sus vasallos, tanto conjuntamente con su esposo como durante sus ausencias, ya cabalgando al lado de este en la guerra y acompañándole en sus expediciones militares. asimismo, ramón borrell le entregó en propiedad una gran cantidad de castillos y plazas fuertes en los condados de barcelona, osona y manresa, lo que le proporcionó un enorme poder político y capacidad económica. muy unida a su esposo, la mayoría de documentos de la corte condal de esta época aparecen expedidos por ambos.[1]

  • período de cogobierno con su hijo berenguer ramón i
  • disputas con ramón berenguer i y reconciliación
  • cultura popular
  • véase también
  • enlaces externos
  • referencias

Detalle del sepulcro de Ermesenda en la catedral de Gerona.

Ermesenda o Ermesinda de Carcasona (972Gerona-San Quirico de Besora 1 de marzo de 1057) gobernó en condominio los condados de Barcelona, Gerona y Osona y fue tutora de su hijo Berenguer Ramón I y de su nieto Ramón Berenguer I durante sus respectivas minorías de edad. Hija de Roger I de Cominges o Rogerio el Viejo, conde de Carcasona, y de Adelaida de Gévaudan. Casó hacia 992 con Ramón Borrell, que sucedió el 30 de septiembre el mismo año, después de su casamiento, a su padre Borrel II, en el gobierno del condado de Barcelona.

Era Ermesenda de singular belleza y enérgico carácter. Por largo tiempo figuró en la corte de Barcelona, ya rodeada de los jueces de corte y sentada en el escaño del Tribunal administrando justicia en presencia de sus vasallos, tanto conjuntamente con su esposo como durante sus ausencias, ya cabalgando al lado de este en la guerra y acompañándole en sus expediciones militares. Asimismo, Ramón Borrell le entregó en propiedad una gran cantidad de castillos y plazas fuertes en los condados de Barcelona, Osona y Manresa, lo que le proporcionó un enorme poder político y capacidad económica. Muy unida a su esposo, la mayoría de documentos de la corte condal de esta época aparecen expedidos por ambos.[1]