Director de orquesta

  • un director de orquesta.

    un director de orquesta es la persona encargada de coordinar a toda la orquesta atendiendo a los distintos instrumentos que la componen. su labor principal se lleva a cabo durante los ensayos, mientras se prepara la presentación de una obra, periodo que puede durar días, semanas o meses.

    es durante ese tiempo que el director corrige a los maestros ejecutantes de la orquesta en cuanto a la dinámica, la debida interpretación rítmica de una frase ambigua, e incluso en la dirección de los arcos de los instrumentos de cuerdas. el director debe poner el máximo empeño en la afinación de la orquesta, ya que una orquesta desafinada distraerá al oyente al punto de destruir una gran composición.

    en realidad, el director ya podría ser prescindible en el momento del estreno de la obra. hay excelentes agrupaciones entre las mejores del mundo, como la camerata bariloche, por ejemplo, que no tienen un director, o al menos éste no está al frente de la agrupación en el momento de la interpretación. en cambio, tienen un director musical que, básicamente, decide varios puntos esenciales para la interpretación correcta de la obra.

  • véase también
  • referencias
  • enlaces externos

Un director de orquesta.

Un director de orquesta es la persona encargada de coordinar a toda la orquesta atendiendo a los distintos instrumentos que la componen. Su labor principal se lleva a cabo durante los ensayos, mientras se prepara la presentación de una obra, periodo que puede durar días, semanas o meses.

Es durante ese tiempo que el director corrige a los maestros ejecutantes de la orquesta en cuanto a la dinámica, la debida interpretación rítmica de una frase ambigua, e incluso en la dirección de los arcos de los instrumentos de cuerdas. El director debe poner el máximo empeño en la afinación de la orquesta, ya que una orquesta desafinada distraerá al oyente al punto de destruir una gran composición.

En realidad, el director ya podría ser prescindible en el momento del estreno de la obra. Hay excelentes agrupaciones entre las mejores del mundo, como la Camerata Bariloche, por ejemplo, que no tienen un director, o al menos éste no está al frente de la agrupación en el momento de la interpretación. En cambio, tienen un director musical que, básicamente, decide varios puntos esenciales para la interpretación correcta de la obra.

Funciones

Entre los deberes del director de orquesta están: llevar el tempo (ver compás), indicar la entrada de grupos instrumentales individuales (ver orquesta), marcar los acentos dinámicos (ver dinámica) y fijar cualquier otra instrucción relevante dejada en la partitura por el compositor.

También son deberes del director coordinar los ensayos, resolver disputas y desacuerdos entre los músicos.

Cabe notar que, si bien las funciones de cada director son las mismas, la forma en las que las ejecutan es lo que les distingue. Normalmente, cada partitura usa términos que se prestan a distintos grados de ambigüedad, y por donde están sujetos a la interpretación del director. Algunos ejemplos son rubato, allegro o forte.

Se ha dicho por esto que ninguna versión de una pieza es exactamente igual a otra, ni siquiera cuando son hechas por un mismo director en dos ocasiones distintas. Por ejemplo, Ígor Stravinski, quien dirigió al menos seis grabaciones de su obra La consagración de la primavera, notó que cada una de ellas era marcadamente diferente de las otras.

A veces, si el compositor o la compositora está presente en los ensayos de su obra, puede cambiar de opinión acerca de lo que escribió en la partitura e informárselo al director. En ocasiones, algunos directores se interesan por conocer bien no solo la obra que dirigirán, sino también al mismo compositor: sus gustos, conocimientos musicales y maestría, pues consideran que es esencial para una ejecución de calidad. Este es normalmente el caso ante el estreno mundial de la obra.

Características

Un director de orquesta debe ser un excelente (o tal vez virtuoso) ejecutante de algún instrumento como solista.

Además, debe conocer la técnica de la orquestación y por tanto saber exactamente cómo se ejecutan todos los instrumentos de la orquesta, sin necesariamente poder ejecutarlos.

Debe tener profundos conocimientos de armonía y composición, ya que la sonoridad de los acordes (armonía) y de las frases melódicas (composición) también son cruciales para la debida interpretación de la obra y consecuente impacto en el oyente.

Herramientas

La mayoría de los directores utilizan para dar sus indicaciones, además de gestos, una pequeña vara llamada batuta. Los que no lo hacen, dirigen con gestos de los brazos y las manos.

Directores reconocidos

Algunos de los más ampliamente reconocidos directores de todos los tiempos son: Arturo Toscanini y Wilhelm Furtwängler.

Posteriormente ocupan los primeros puestos a nivel mundial los maestros: Carlos Kleiber, Roberto Minczuck, Sarah Brightman, Riccardo Muti, Kurt Masur, Leonard Bernstein, Daniel Barenboim, Valeri Gérgiev, Zubin Mehta, Herbert von Karajan, Gustavo Dudamel y Claudio Abbado.

Día internacional

Desde 2013 se celebra cada 13 de julio el día internacional del Director de Orquesta.