Decreto de Milán
English: Milan Decree

El Decreto de Milán fue un mandato emitido el 17 de diciembre de 1807 por Napoleón Bonaparte en la ciudad italiana de Milán, con el fin de regular la disposición de su Bloqueo Continental, que había sido establecido formalmente por el Decreto de Berlín del 21 de noviembre de 1806. Este último tenía por objeto que ningún país europeo comerciara con Gran Bretaña, el principal enemigo del Imperio Francés.

Causas

Tras la emisión del Decreto de Berlín, el gobierno británico había intentado continuar el comercio con sus principales mercados europeos, incluso mediante el contrabando, por lo cual el decreto de Milán fue una respuesta francesa a las disposiciones británicas, que desde fines de 1806 habían permitido el comercio con los aliados de Francia usando buques de naciones neutrales como intermediarios.

Aprovechando su superioridad naval, Gran Bretaña dio órdenes para que su marina de guerra registrase y abordase los buques de cualquier nación que fuese sospechoso de comerciar con Francia, con motivo de la guerra entre ambas naciones.