Cuatro últimas canciones

Postcard-1910 Strauss Richard.jpg

Las Cuatro últimas canciones (Vier letzte Lieder, en alemán) para soprano y orquesta fue la última obra de Richard Strauss, quien las compuso en 1948, a la edad de 84 años. Se consideran el último capítulo en la literatura lírica postromántica.

El compositor no vivió para escucharlas representadas. El estreno fue en Londres el 22 de mayo de 1950 a cargo de la soprano noruega Kirsten Flagstad y la Orquesta Philharmonia, dirigida por Wilhelm Furtwängler. Existe un registro del ensayo general, recientemente editado.

Originalmente Strauss no pensó escribirlas como ciclo, usando el texto de tres poemas de Herman Hesse (Primavera, Septiembre, Al irme a dormir) y un cuarto poema de Joseph von Eichendorff (En el ocaso), el primero al que le puso música.

Los cuatro poemas versan sobre la muerte cercana y la serena aceptación del destino.

El título Cuatro últimas canciones fue creado por el editor Ernst Roth, quien además determinó el orden en que debían ser interpretadas.

Intérpretes

Las cuatro canciones proveen un despliegue ideal a la voz de soprano (registro vocal favorito del compositor), rodeada por una gran orquesta sinfónica con notables intervenciones de la trompa, ambos un homenaje de Strauss a su esposa, la soprano Pauline de Ahna, y a su padre, el solista de trompa Franz Strauss.

Desde su estreno en 1950 se ha convertido en uno de los caballos de batalla de famosas sopranos líricas y dramáticas en las salas de concierto, entre ellas Montserrat Caballé, Renée Fleming, Sena Jurinac, Elisabeth Grümmer, Leontyne Price, Birgit Nilsson, Martina Arroyo, Evelyn Lear, Helen Donath, Margaret Price y otras.

No existe un registro comercial del estreno mundial por Flagstad. Las versiones más famosas de la obra se deben a Gundula Janowitz, Elisabeth Schwarzkopf, Lucia Popp, Jessye Norman, Kiri Te Kanawa y Renée Fleming.

La soprano Barbara Bonney grabó la versión para voz y piano.