Cuadrado

Los cuatro tipos de paralelogramo. En el sentido de las agujas del reloj: cuadrado, rombo, romboide y rectángulo. El cuadrado y el rectángulo son paralelogramos rectangulares, mientras que los otros dos son paralelogramos no rectangulares.
Tablilla de barro Ybc7289 datada el 1800 a. C. donde se muestra un cuadrado y sus diagonales.

Un cuadrado en geometría plana es un cuadrilátero regular; esto es una figura del plano con sus cuatro lados iguales, y sus cuatro ángulos que son de 90º.[5]

Propiedades

Es el polígono que tiene sus lados opuestos paralelos y, por tanto, es un paralelogramo. Dado que sus cuatro ángulos internos son rectos, es también un caso especial de rectángulo, es un rectángulo equilátero. De modo similar, al tener los cuatro lados iguales, es un caso especial de rombo, es un rombo equiángulo. Cada ángulo interno de un cuadrado mide 90 grados o radianes, y la suma de todos ellos es 360° o radianes. Cada ángulo exterior del cuadrado mide 90° o radianes.

Entre los rectángulos que tienen el mismo perímetro, el cuadrado es el que tiene mayor área.[6]

  • Sus diagonales se cortan en partes iguales.
  • La intersección de sus diagonales es centro de simetría del cuadrado.
  • Sus diagonales son iguales.
  • Las perpendiculares, trazadas por el centro de simetría, son ejes de simetría del cuadrado.
  • Sus diagonales son perpendiculares entre sí, bisectrices de los ángulos cuyos vértices conectan, y ejes de simetría del cuadrado.[7]
  • El lado de un cuadrado circunscrito es igual al diámetro de la respectiva circunferencia.
  • La diagonal de un cuadrado inscrito es igual al diámetro de la respectiva circunferencia.