Coro
English: Choir

En canto, se denomina coro, coral o agrupación vocal a un conjunto de personas que interpretan una pieza de música vocal de manera coordinada. Es el medio interpretativo colectivo de las obras cantadas o que requieren la intervención de la voz.

Composición/composiciones

El coro está compuesto por diferentes tipos de voces, agrupadas en cuerdas. Cada cuerda agrupa las voces en función del registro o tesitura (intervalo de notas que es capaz de interpretar) de cada una.

  • Soprano: es la voz más aguda de la mujer o del niño. Su registro oscila entre do4 y la5. Es la voz que habitualmente soporta la melodía principal.
  • Mezzosoprano: (esta distinción no es habitual en las formaciones corales mixtas, más bien en coros de mujeres solas). Es la voz media de las mujeres u hombres. Su registro se sitúa entre el de las sopranos y las contraltos.
  • Contralto: es la voz grave de las mujeres, muy difícil de encontrar (generalmente en esta fila cantan mezzosopranos o incluso sopranos con un registro amplio y voz coloreada (hay que tener mucha más formación vocal para acometer una tesitura que no es natural, el canto de alto en un coro es de mucha complejidad y el registro es para voces mucho más amplias, es muy difícil tener una buena cuerda de altos, ya que son escasas y sólo voces de sopranos muy amplias pueden acometer cantar de alto, con una gran técnica). Su registro oscila entre fa3 o incluso más bajo y re5.
  • Contratenor o sopranista: es la voz más aguda de los hombres; llega a registros similares a los de la mezzosoprano (hasta un re5 e incluso un la5).
  • Tenor: es una voz aguda de los hombres, la más aguda cuando no se incluyen contratenores; suele oscilar entre si2 y sol4.
  • Barítono: es la voz masculina entre el bajo y el tenor que en el servicio coral se sitúa en la cuerda de bajos. Su registro oscila en entre sol2 y mi4.
  • Bajo: es la voz grave; su registro se sitúa entre mi2 y do4.

Los coros se componen habitualmente de cuatro cuerdas: sopranos, contraltos, tenores y bajos. Sin entrar en mucho detalle, podríamos decir que cada cuerda interpreta simultáneamente una melodía diferente, y es gracias a la formación de diferentes acordes que se consiguen los efectos deseados por el autor o autora.