Club Atlético River Plate

River Plate
RiverPlateLogo.png
Datos generales
Nombre completoClub Atlético River Plate
Apodo(s)El Millonario[4]
Fundación25 de mayo de 1901 (118 años) [5]
Propietario(s)151 435 socios[7]
PresidenteBandera de Argentina Rodolfo D'Onofrio
Pdte. de honorBandera de Argentina Amadeo Carrizo [8]
EntrenadorBandera de Argentina Marcelo Gallardo
MánagerBandera de Uruguay Enzo Francescoli
Instalaciones
EstadioAntonio Vespucio Liberti
«El Monumental»
UbicaciónAvda. Figueroa Alcorta 7597,
Buenos Aires, Argentina
34°32′43″S 58°26′58″O / 34°32′43″S 58°26′58″O / -58.44944
Capacidad70 074 espectadores [9]
Inauguración26 de mayo de 1938 (81 años) [10]
Otro complejoAnexo Ezeiza
Instituto Universitario River Plate
Museo River
Uniforme
Kit left arm river1920h.png
Kit body river1920h.png
Kit right arm river1920h.png
Kit shorts adidasred.png
Titular
Kit left arm left.png
Kit body river1920t.png
Kit right arm right.png
Kit shorts adidaswhite.png
Alternativo
Kit left arm blackborder.png
Kit body river2020t.png
Kit right arm blackborder.png
Kit shorts adidasblack.png
Tercero
Actualidad
Soccerball current event.svg Sitio web oficial

El Club Atlético River Plate, más conocido simplemente como River Plate, es una entidad polideportiva con sede en Buenos Aires, Argentina.[12]​ así como también ofrece institutos educativos de excelencia en todos los niveles académicos, y actividades culturales y sociales de diversa índole.

El club se fundó en el barrio de La Boca en 1901, por la fusión de los clubes Santa Rosa y La Rosales, y adoptó su nombre por la antigua denominación en inglés británico al Río de la Plata.[14]​ Luego de tener su estadio en la localidad bonaerense de Sarandí durante un corto periodo, volvió al barrio donde se fundó para mudarse después a Recoleta, donde tenía su propio estadio. Con el paso de los años el club creció en popularidad y tuvo que trasladarse en 1938 al barrio de Belgrano, al norte de la ciudad de Buenos Aires, aunque generalmente se relaciona la ubicación del club con el barrio de Núñez.

Su estadio es el Antonio Vespucio Liberti, también conocido como «El Monumental», que es el estadio de mayor capacidad del país y el sexto de América, con una capacidad para 70 074 espectadores, siendo el estadio en donde desempeña su localía la selección de fútbol de Argentina.[9]

Forma parte de los «cinco grandes del fútbol argentino», a partir de que la AFA dispuso la implementación del llamado «voto proporcional» en 1937, que consistía en darle mayor poder de decisión a aquellos clubes con mayor número de socios, mayor antigüedad y mayor cantidad de títulos.[15]​Protagoniza junto a Boca Juniors el denominado Superclásico del fútbol argentino, un evento que según el periódico inglés The Observer está en el primer puesto entre los 50 «espectáculos deportivos que hay que ver antes de morir»,[17]​ Además, disputa también clásicos históricos con Independiente, San Lorenzo y Racing Club, con este último, el más añejo del fútbol argentino (111 años).

Es el club argentino con mayor cantidad de títulos de fútbol a nivel profesional con 62 títulos siendo también el más exitoso en la historia del fútbol argentino computando todos los años del profesionalismo y del amateurismo en los que se jugó bajo una única asociación sin ligas paralelas. En total tiene 65 títulos oficiales.[20]​ una Copa Interamericana, una Copa Sudamericana, una Supercopa Sudamericana, tres Recopas Sudamericanas y una Copa Suruga Bank y los restantes seis, que consisten en cinco Copas Aldao y una Cup Tie Competition, siendo torneos internacionales organizados en conjunto por la Asociación del Fútbol Argentino y la Asociación Uruguaya de Fútbol en la época previa a que la Confederación Sudamericana de Fútbol organizase competencias para clubes.

River Plate se encuentra liderando la tabla histórica de la Primera División de Argentina, ya que es el club con más partidos ganados, más goles marcados y mejor diferencia de gol durante la etapa profesional del fútbol argentino, así como también es el club con el coeficiente de menos partidos perdidos y menos goles recibidos. Asimismo, es el equipo que más veces consiguió un tricampeonato de liga, en cuatro oportunidades.[21]​ A su vez, ocupa el primer puesto en la tabla histórica de la Copa Libertadores de América, habiéndola disputado en 35 oportunidades, siendo el club argentino con más participaciones, el quinto club con más participaciones y el cuarto club más laureado junto al Club Estudiantes de La Plata.

Uno de sus mayores logros deportivos lo obtuvo el 14 de diciembre de 1986 cuando se consagró campeón de la Copa Intercontinental al derrotar al representante de la Copa de Campeones de Europa: Steaua de Bucarest de Rumania, por 1-0 en el Estadio Nacional de Tokio. Gracias a esa conquista integra el grupo selecto de los únicos 29 equipos en el mundo que han ganado el máximo campeonato de clubes de fútbol a nivel mundial, entre más de 300 000 clubes reconocidos por FIFA.[22]

La IFFHS, en el ranking mundial histórico entre los años 1991 y 2009, lo coloca en la novena posición, lo que lo hace el club con mejor posición en la tabla de todo el continente.[25]​ Según esta distinción de la FIFA, River Plate es el mejor club argentino del XX, razón por la cual se autoproclama como el «Campeón del Siglo».

Historia

Exquisite-kfind.png Para un completo desarrollo véase Historia del Club Atlético River Plate

1901-1930: Fundación y primeros pasos

Leopoldo Bard, fundador y presidente del primer equipo.

El Club Atlético River Plate fue fundado el 25 de mayo de 1901 en la ciudad de Buenos Aires, por la fusión de dos clubes: "Santa Rosa" y "La Rosales", dos equipos del barrio de La Boca que mantenían una amistosa rivalidad. Después de varias propuestas, decidieron llamarlo «River Plate».[26]​ Ese mismo día se firmó el acta de fundación, y Leopoldo Bard fue elegido como primer presidente, y primer capitán del equipo. Un año más tarde después de la fundanciòn de institución y en el mismo barrio, nació Antonio Vespucio Liberti, un directivo muy importante en la historia de River.

El equipo que logró el ascenso a primera división en 1908.

El destino de River, igualmente, provocaría un paulatino traslado hacia el norte de la ciudad durante las décadas siguientes. La primera cancha que tuvo el club estaba ubicada del lado este de la Dársena Sud del puerto de Buenos Aires, detrás de las carbonerías de Wilson. Allí River inició su campaña amateur, disputando encuentros con clubes de barrios linderos o zonas cercanas. Luego se mudó a Sarandí -Partido de Avellaneda- durante un breve lapso de tiempo, para regresar al barrio de La Boca nuevamente.

La primera comisión directiva, quedó compuesta por Leopoldo Bard como presidente, Alberto Flores como vicepresidente, Bernardo Messina como secretario, Enrique Balza como prosecretario, Enrique Salvarezza como tesorero y Juan Bonino como protesorero. Los puestos de vocales quedaron a cargo de José Pita, Enrique Zanni, Pedro Martínez, Eduardo Rolón, Carlos Antelo y Livio Ratto.[27]

El 7 de mayo logra su primera victoria, imponiéndose a General Belgrano “A” por 4-3 (Tercera División). A pesar de realizar una mala campaña, al año siguiente se inscribe en la Segunda División. El 13 de diciembre de 1908 disputa el ascenso a Primera División, venciendo a Racing Club por 2-1. El partido es impugnado por Racing, debido a que en el segundo gol de River los hinchas ingresaron a la cancha para festejar con los jugadores, debiendo jugarse nuevamente el 27 de diciembre, ganándolo River por 7-0.

Antiguo estadio ubicado en Alvear y Tagle.

Su estreno en primera división fue el 2 de mayo de 1909, goleando de local a Argentino de Quilmes por 7-3; el 12 de septiembre de ese año derrota 1-0 al poderoso Alumni con gol de Hernán Rodríguez. La temporada inicial finalizaría con un honroso segundo puesto, escoltando al multicampeón Alumni Athletic Club y recibiendo el reconocimiento del público por ser el equipo de mayor crecimiento en lo reciente. La gente no se equivocaba y los números no mentían, porque de 40 socios antes del ascenso creció hasta los 1000 en su primera campaña dentro de la máxima categoría y superó los 4000 en 1912.

A lo largo de toda su historia River encontraría en Boca a su rival clásico. Los dos equipos se formaron en La Boca y ambos reconocían explícitamente su herencia genovesa: en el caso de River al tomar los colores de su casaca de la bandera de Génova. El primer enfrentamiento oficial entre ambos equipos se concretó el 24 de agosto de 1913.[28]​.

En 1914 River obtendría sus primeros títulos en la máxima categoría. Se adjudicó la Copa de Competencia Jockey Club.[29]​ Ese logro le dio el derecho a disputar la Cup Tie Competition ganando de ese modo su primer título internacional.

En 1916 se disputó la primera edición de la Copa América y River cede por primera vez jugadores a la selección nacional para un torneo oficial: Carlos Isola, el defensor Arturo Chiappe y el mediocampista Cándido García. De este modo comenzó el vínculo entre River y la selección. River consiguió su primera liga en el torneo de 1920 (aunque el partido final se disputó el 9 de enero de 1921).

Para entonces River tenía su cancha junto al Riachuelo, y su casaca era una camiseta de franjas verticales rojas y blancas, con una raya negra más fina en los bordes de las franjas rojas. No sería para nada destacada la actuación de River en los años posteriores, ya que apenas dos subcampeonatos en 1921 y 1922 fueron sus mejores campañas.

En 1923 al no poder renovar el alquiler del predio donde estaba situada su cancha en la Boca, debe buscar una nueva ubicación y dejá definitivamente el barrio de sus orígenes y construye un nuevo estadio con capacidad para 40.000 personas, en un terreno sobre la avenida Alvear (hoy Libertador) entre Tagle y Austria; contaba con una tribuna oficial y otra popular, ambas de 120 metros de largo, y en ese estadio obtendría sus tres primeros campeonatos en la era profesional.[30]

Entre 1924 y 1928, realizará malas campañas deambulando por mitad de tabla o más abajo aún. Recién en 1929, ya con las ligas unificadas, volvería a ser animador del torneo con un tercer puesto. En 1930, último año del amateurismo, repetiría el tercer puesto y queda consolidado en el lote de los habituales protagonistas del fútbol argentino.

1931-1939: Inicios del profesionalismo y construcción del Monumental

Bernabé Ferreyra revolucionó a River, y al fútbol argentino. River no era el equipo más popular, el hizo que miles de miles, se volvieran hinchas del equipo.

El primer campeonato profesional del fútbol argentino se jugó en 1931, donde Boca se consagró campeón y River finalizó en el tercer lugar. Con la compra de Carlos Peucelle por 10 mil pesos en 1931, y Bernabé Ferreyra en 1932 por 35 mil pesos, el club revolucionó el mercado de pases de la época, ganándose el apodo de "Millonarios", siendo el único club sudamericano en la historia del fútbol mundial en haber realizado el fichaje más costoso del mundo hasta ese momento.[31]

En 1932 formó un gran equipo, y finalizó el torneo igualando la primera posición junto a Independiente. El partido desempate lo ganó River por 3-0,[32]​ consagrándose campeón de Primera División por primera vez en su historia. En ese año también conquistó la Copa de Competencia, la primera copa nacional que se organizó en el profesionalismo.y en ese año Ferreyra terminó goleador con 43 goles. Con jugadores como José Manuel Moreno, Adolfo Pedernera y Renato Cesarini, y con la adquisición de José María Minella, River logra el primer tricampeonato de su historia. En 1936, se coronó campeón de la Copa de Oro y de la Copa Campeonato, un año después, conqiistó el campeonato del año 1937 que volvió al sistema de liga, y River ganó obteniendo 58 puntos en 34 partidos con 106 goles a favor y 43 en contra, siendo su goleador José Manuel Moreno con 37 anotaciones.

Además de conquistar, en el mismo año y en 1937, la Copa Aldao, organizada por la AFA y la AUF, sumando sus primeros dos títulos internacionales oficiales del profesionalismo. En 1937, ganó también la Copa Ibarguren, goleando 5 a 0 a Rosario Central. De este modo, el club obtuvo los tres títulos oficiales disputados en la temporada 1937 y se configuró como un equipo copero en los primeros tiempos de la llamada «era rentada».

Hacia 1935 se sabía que River no iba a poder prolongar por mucho tiempo la ubicación del antiguo estadio de avenida Alvear y Tagle, ya que los terrenos no pertenecían al club y el contrato de alquiler no le sería renovado. el club no solo tenía un importante estadio para esa época, sino que además poseía muchas instalaciones deportivas anexas destinadas a los socios. Fue desalojado de esta ubicación en 1937.

El 25 de mayo de 1938 se inaugura oficialmente el Estadio Monumental, con un partido ante Peñarol de Uruguay, donde River se impuso por 3-1. Este escenario se convertiría en el hogar habitual de la Selección de fútbol de Argentina, como sede de importantes partidos internacionales y campeonatos organizados por CONMEBOL y FIFA.

1940-1949: La máquina, su legado y Ángel Labruna

La Máquina.

El período que abarca gran parte de la década del 40 y mitad de la anterior, es considerado el mejor momento del fútbol argentino y River Plate fue el principal protagonista de ese tiempo con el equipo más famoso, la Máquina.[34]​ Este sería el fruto de un proceso de trabajo de inferiores iniciado en la década anterior, sumado a la continuidad de tener a ex jugadores del club, con una visión compartida a cargo de la dirección técnica. Comenzó con Renato Cesarini a cargo de la dirección técnica y Carlos Peucelle en un doble rol, jugando sus últimos partidos y al mismo tiempo interviniendo en las inferiores.

Después de una campaña discreta en 1940, con la confirmación de Adolfo Pedernera como titular, se afianzó la delantera y el funcionamiento general que le daría fama mundial al equipo.[37]​ A partir de la segunda rueda consiguió un récord de partidos sin derrotas que lo llevó a consagrarse campeón en 1941 En su racha invicta el equipo obtendría esa misma temporada la Copa Ibarguren,la Copa Escobar y la Copa Aldao, obteniendo la cuádruple corona con todos los títulos oficiales nacionales e internacionales en juego.

En 1942, se produce el debut de Félix Loustau y se daría la delantera más recordada, compuesta por Juan Carlos Muñoz, José Manuel Moreno, Adolfo Pedernera, Ángel Labruna y el mismo Félix Loustau. También alternaba la titularidad en la delantera Aristóbulo Deambrossi por alguno de los punteros. El equipo obtendría el bicampeonat. También obtendría ese año la copa Ibarguren. Al año sufriría una baja sensible a mitad del campeonato, la partida de Moreno, considerado el mejor jugador del mundo en ese momento.

En 1945 asume Peucelle, sucediendo a Cesarini en la conducción. River se convierte nuevamente en campeón, destacándose en gran forma Ángel Labruna, el volante central Néstor Rossi y teniendo como capitán al arquero peruano José Soriano. Ese mismo año vuelve a consagrarse en la Copa Aldao. Ese año también debutarían, aunque con poca participación, Alfredo Di Stefano y Amadeo Carrizo.

En 1946 volvería Moreno de México pero no lograría torcer el destino de una campaña irregular con varios cambios en la formación y el equipo terminaría tercero. La única vez entre 1941 y 1949 en la que River terminaría debajo del segundo puesto. Sin embargo al finalizar el año visita a Brasil donde derrota al bicampeón paulista y brasileño San Pablo.

En 1947 se produce la partida definitiva de Pedernera después de sucesivas diferencias con la dirigencia. River, ya sin la Máquina, y con la dirección de otro ex jugador José María Minella, se consagra nuevamente campeón con 48 puntos en 30 partidos. Al año siguiente River obtendría nuevamente la Copa Aldao por quinta oportunidad, luego emprendería una breve gira por Brasil donde derrota al campeón paulista Palmeiras y finalmente participaría del primer Campeonato Sudamericano de Clubes Campeones, saliendo segundo a un punto de Vasco da Gama.

En 1948 se produce una huelga masiva de jugadores y comienza el éxodo al fútbol colombiano. River sufriría en el lapso de unos meses primero la baja de Moreno y luego seguirían otros. El equipo se ve afectado por la huelga y finaliza subcampeón pero alejado del campeón. Al año siguiente River emprendería su primera visita a Europa para jugar un partido en Turín a beneficio de las familias de las víctimas de la tragedia de Superga, accidente de aviación en el cual perecieron los jugadores del Torino de Italia, quíntuple campeón de la Serie A. River enfrentó a un combinado de los demás equipos de la primera división italiana, empatando 2-2 con goles de Labruna y Di Stefano.

La influencia de River en esta década se extendió a la selección nacional, en la que sus jugadores fueron protagonistas en las competencias en las que intervino, siendo goleadores del equipo (Moreno en 1942 y Di Stefano en 1947) o elegidos la figura del torneo (Pedernera en 1946 y Moreno en 1947). Argentina en estos años sin campeonatos mundiales por la guerra en Europa, tuvo absoluta supremacía en el fútbol continental. Disputó 5 copas América, ganando 4 en 1941, 1945, 1946 y 1947 y siendo subcampeón de Uruguay en 1942. La mayoría del plantel millonario participó en aquellas selecciones además de todos sus delanteros también jugaron en la representación nacional Norberto Yácono, Néstor Rossi, Bruno Rodolfi y José Ramos, entre otros.

1950-1957: Hegemonía

Delantera de River Plate con Felix Lousteau, Walter Gómez y Angel Labruna en 1952, uno de los mejores tridentes de la historia del club y del fútbol argentino.

La década comenzó con el equipo afectado por el éxodo al fútbol colombiano. El equipo finaliza en la cuarta posición en 1950, pero lo más importante es la contratación del uruguayo Walter Gómez que resultaría una de las figuras más importantes de la década. Al año siguiente mejora su campaña y finaliza tercero. El equipo emprendió una exitosa gira por Europa entre fines de 1951 y principios de 1952, con 7 partidos ganados, 6 empatados y solo una derrota en el primer partido a pocas horas de arribar a España. Las victorias más importantes fueron ante el Real Madrid en el Bernabeu y Manchester City en Maine Road, siendo el primer equipo argentino en vencer en Inglaterra.

Las camisetas de Rossi y Labruna expuestas en la esquina de Austria y Santa Fe, ídolos de la época.

Ese equipo sería campeón con 40 puntos, sería La Maquinita de Santiago Vernazza, Eliseo Prado, el uruguayo Walter Gómez, Labruna y Loustau, junto al arquero Carrizo. El equipo además obtendría en ese año la Copa Ibarguren. Repetiría el título en 1953 con la misma base. El año siguiente sería de una campaña discreta con un tercer puesto a 7 puntos del campeón, pero al año siguiente retomaría la senda triunfal con el primero de tres campeonatos conseguidos al hilo. En 1955 el equipo vuelve al primer puesto con 45 puntos. Se consagró campeón nuevamente en la cancha de Boca con una victoria por 2 a 1, con goles de Labruna y Zárate, en un partido que había comenzado perdiendo.

Al año siguiente gana de nuevo el campeonato. Sufre una baja muy importante, la de Walter Gómez, esto consolida en la titularidad Sívori. Subsisten aún de la época de la Máquina, Labruna y Carrizo. En la primera rueda, River vence 2 a 1 a Boca y Labruna marca su último frente al rival, el tanto 16 en superclásicos oficiales, cifra que es récord actualmente para ese partido. El título sería obtenido en la penúltima fecha, derrotando 4 a 0 a Rosario Central.

Tras el Campeonato Sudamericano disputado en Lima, Perú, en 1957 Juventus de Italia pagó 10 millones de pesos por Sívori y on ese dinero River construyó la tribuna Colonia (luego Almirante Brown y actualmente Enrique Omar Sívori), cerrándose así La Herradura (como era conocido el Monumental por entonces). A pesar de este panorama desolador, el equipo no resiente su funcionamiento y logra el título por tercera vez consecutiva, ganando el campeonato con 46 puntos. Con este título River lograría el segundo tricampeonato de su historia.

Adicionalmente en 1957 al ganar el Campeonato obtiene la Copa de Oro Eva Perón un título que se le otorgaba a los equipos que ganaran un tricampeonato (tres ligas consecutivas) o cinco torneos alternados y River había logrado ambos objetivos en esa misma temporada. Ese año le realizaron un partido homenaje a Labruna quien cumplía 25 años desde su primer año en las inferiores y 20 de su debut en primera. El rival fue Peñarol como en la inauguración del monumental y para la ocasión se volvió a formar la delantera más famosa de la Máquina, también asistieron el arquero Isola del amateurismo y Leopoldo Bard uno de los fundadores y primer presidente del club.

De este modo River estableció una hegemonía sobre el resto de sus competidores. En los últimos 20 años, había obtenido 11 títulos de liga, es decir más de la mitad de los campeonatos argentinos en disputa en ese lapso. Además sumaría 7 copas nacionales. Esa supremacía, llevó al periodista Dante Panzeri a afirmar que River era el Alumni de la era profesional, por el amplio margen de ventaja que obtuvo frente a sus competidores como lo hizo en el amateurismo el recordado club.[39]

1958-1974: Años sin títulos

Amadeo Carrizo fue uno de los pioneros en la innovación de técnicas y estrategias en su puesto. Es el jugador con más presencias en la historia del club y vistió la camiseta 23 años consecutivos.

En 1958, cuando la Selección Argentina fracasó en el Mundial de Suecia, la vieja escuela riverplatense entró en su época más oscura. Finalizó sexto en 1958] y nuevamente en la misma posición al torneo siguiente.[41]

El 12 de octubre de 1959 Ángel Labruna, máximo goleador de los Superclásicos con 16 goles, juega su último partido en el club, donde convirtió un total de 542 goles, 317 de ellos en partidos oficiales, a lo largo de 22 años. Además aportó 17 goles al seleccionado nacional. River no logró ningún campeonato en la década del 60, inaugurando una de las peores épocas de la historia del club, con una sequía de títulos que duraría 18 años. Fueron años de constantes subcampeonatos.

En 1966, bajo la conducción de Renato Cesarini, la racha negativa de River alcanzó su punto más alto. Era el partido de desempate por la final de la Copa Libertadores disputado en el Estadio Nacional de Santiago de Chile ante el Peñarol, donde tras terminar el primer tiempo con una victoria parcial de 2-0 River permitió una levantada de los uruguayos, dando vuelta el resultado en tiempos extra para concluir con un 4-2. A partir de esa derrota nacería el epíteto de Gallinas.

En el año 1968, durante un partido que enfrentaba a River y Boca, se produjo la tragedia más grande del fútbol argentino cuando después de una avalancha humana en la puerta 12 del Monumental, 71 personas murieron asfixiadas y 66 resultaron heridas. A fines de ese 1968 se retira uno de los jugadores con más partidos jugados en la primera del club, el arquero Amadeo Carrizo, con la cifra récord de 546 partidos.

La década del 70 se inició con el subcampeonato del Torneo Metropolitano de 1970. Al siguiente año, con 18 años de edad, hace su debut en primera división Norberto Alonso, promovido por el director técnico brasileño Didí, mentor del jogo bonito. En 1972 River logra el subcampeonato del Torneo Nacional.

1975-1983: De vuelta a la gloria

Labruna, logró en su faceta como entrenador, conquistar un título luego de 18 años de sequía para el club.

En 1975 asumió como director técnico Ángel Labruna, que con un gran equipo logró que River ganara el torneo Metropolitano y el campeonato Nacional y cortar la racha de 18 años sin títulos. [42]​. En 1976 el estigma de la Copa Libertadores volvería a surgir, nuevamente el escenario fue el Estadio Nacional de Santiago, donde River perdió el partido de desempate por la final ante Cruzeiro por 3-2.

Durante 1978 River aportó 5 futbolistas (Ubaldo Fillol, Leopoldo Luque, Daniel Passarella, Oscar Ortiz y Norberto Alonso) al plantel de la selección nacional que ganó la Copa del Mundo que ese año se disputó en Argentina. También salió subcampeón del Torneo Nacional de ese año. En 1979 River salió campeón en los torneos Nacional y Metropolitano.

En 1981 Alfredo Di Stéfano había reemplazado a Labruna, ganador de seis títulos como técnico. Para contrarrestar el impacto generado por Boca al adquirir a Diego Maradona, River contrató a Mario Alberto Kempes, Julio Olarticoechea y Américo Gallego. River sumó se consagraría campeón tras derrotar en las dos finales a Ferrocarril Oeste por 1 a 0 en ambos partidos, sin Alonso, marginado por Di Stéfano.

En 1982 hechos como la venta de Alonso a Vélez Sársfield por su pelea con Di Stéfano, la vuelta de Kempes al Valencia, las transferencias de Ramón Díaz y Passarella crearon grandes huecos difíciles de compensar. También quedan libres J.J. López, Comelles y Pedro González, por diferencias con el presidente Aragón Cabrera. Después de una mala campaña Di Stefano es reemplazado por Cap, pero este fallece en plena campaña. Ese año es eliminado en el grupo de la semifinal de la Libertadores, ante el Flamengo de Brasil (campeón defensor) y el Club Atlético Peñarol, que se consagraría campeón.

Al año siguiente, la situación económica se vuelve insostenible y el club acumula deudas con el plantel que inicia una huelga durante varias fechas. River afronta gran parte del campeonato con juveniles, y realiza una muy mala campaña en la que finalizó en el penúltimo lugar.

1984-1989: Hacia la cima del mundo

En 1983, el club habia fichado a Enzo Francescoli, El Enzo terminaría siendo una primera gran etapa en el club, siendo campeón el el campeonato 1985/86

En 1984, con la dirección técnica del "Bambino" Héctor Veira, River sería subcampeón Nacional ante Ferro. El año anterior había incorporado a la revelación uruguaya, Enzo Francescoli, y en ese 1984 sumaría al arquero Nery Pumpido. Al año siguiente se inaugura un nuevo sistema para el campeonato de primera división, al estilo europeo, jugándose un solo torneo que abarcó la segunda mitad de 1985 y la primera de 1986. River comenzó la temporada 1985/86, consagrándose campeón seis fechas antes del fin del torneo, en ese mismo certamen, se concretó el recordado 2-0 a Boca en la Bombonera con dos goles del Beto Alonso, el primero de cabeza con una pelota naranja, tras el cual besó su camiseta de cara a la hinchada millonaria en uno de los últimos grandes momentos de su trayectoria, y el segundo de tiro libre.

En 1986, River conquistó su primera Copa Libertadores, Norberto Alonso en el ataque y Oscar Ruggeri en la defensa fueron jugadores claves para la obteción del título. Meses más tarde, se consagrarían campeones del mundo con La Banda al consagrarse en la Copa Intercontinental

Antes de comenzar a disputar la Copa Libertadores River ya no contaba con Francescoli, vendido meses antes al Racing Club de París. River disputa la primera ronda de la Copa Libertadores, en el camino hacia la final eliminó a Boca Juniors, Peñarol y Montevideo Wanderers. En el grupo semifinal se enfrenta contra Argentinos Juniors (campeón defensor) y el Barcelona de Guayaquil. El último rival era el América de Cali de Colombia subcampeón en la edición anterior de la Copa. El 22 de octubre River vence en la primera final por 2-1, goles de Juan Gilberto Funes y Alonso, siendo el primer equipo extranjero en salir victorioso del Estadio Pascual Guerrero en siete años. Una semana después un gol de Funes le da el triunfo a River por 1-0.

El 14 de diciembre de ese mismo año, en el Estadio Olímpico de Tokio (Japón), venció al Steaua Bucarest de Rumania por 1-0, ganando la Copa Intercontinental. El puntero uruguayo Antonio Alzamendi marcó el único gol del partido y en 1987, con la conducción de Carlos Timoteo Griguol, logró la Copa Interamericana ante la Liga Deportiva Alajuelense de Costa Rica. De este modo obtendría una cuádruple corona con la obtención del torneo local y posteriormente el torneo continental y dos competiciones interconfederaciones en la misma temporada, hito compartido en el fútbol argentino con Independiente, Estudiantes y Vélez.

En a Libertadores de ese año River quedó eliminado con Peñarol, posteriormente campeón. Con César Luis Menotti en el banco y la llegada de grandes nombres como Ángel Comizzo, Omar Palma, Claudio Borghi, Abel Balbo, el uruguayo Jorge da Silva, Carlos Enrique y el regreso de Passarella, River conformaría un equipo que no supo rendir y terminó en el 4to puesto en el torneo.

En junio de 1989, el Beto Alonso es designado en una por entonces novedosa posición de mánager de fútbol y Reinaldo Merlo asumió la dirección técnica. Rápidamente se vieron los resultados, River se adjudicó una prolongada liguilla clasificatoria a la libertadores, al cabo de 13 partidos, eliminando a Boca en semifinales y derrotando a San Lorenzo en la final. A continuación alcanzó el segundo puesto, a un punto del líder, al terminar la primera ronda del campeonato 89/90.

1990-1999: Una década llena de éxitos

Con la derrota de la lista oficialista de Osvaldo Di Carlo y la asunción de Alfredo Davicce a la presidencia del club Merlo y Alonso deciden renunciar a sus cargos a pesar de los intentos del nuevo presidente de retenerlos ya que gozaban de gran aceptación en la hinchada riverplatense. El cargo de director técnico fue ocupado por el recientemente retirado Daniel Passarella, quien con la base del equipo anterior obtiene un nuevo campeonato nacional, y alcanza las semifinales de la Copa Libertadores. La segunda mitad de 1990 lo vio pelear el torneo ante el Newell's Old Boys de Marcelo Bielsa, River cayó en la última fecha en el Monumental ante Vélez, el día del retiro de Fillol, quien se despidió con una actuación soberbia impidiendo una nueva consagración millonaria.

En 1991, Ariel Ortega debuta en la primera de River, el destino hizo que sea uno de los máximos ídolos de la institución. Surgido del semillero riverplatense, es considerado una gloria eterna del club.

En 1991 el club trajo el regreso de Ramón Díaz. En el inicio del torneo River logró nueve victorias consecutivas, comienzo récord para el fútbol argentino. Ganaría el torneo con amplia ventaja y unas fechas antes del final. El goleador fue Ramón Díaz con 14 tantos. En el plano internacional, Cruzeiro volvió a ser el verdugo en otra final, esta vez por la Supercopa.

En 1993, Ramón Díaz parte a Japón y con varios jugadores provenientes de sus divisiones inferiores, como Ariel Ortega, Marcelo Gallardo y Hernán Crespo, junto a Sergio Goycochea, Fernando Gamboa y Sergio Berti River obtuvo nuevamente el Torneo. En 1994, luego de la vuelta de Francescoli y con las adquisiciones de Roberto Ayala y Germán Burgos y con la dirección técnica de Américo Gallego, River ganó el Apertura de manera invicta (la única vez en su historial). Se aseguró la conquista del título al derrotar a su rival de siempre en La Bombonera por 3-0.

En 1995, asume Ramón Díaz a la dirección técnica del equipo, la cual fue su primera etapa como DT. En su primer ciclo conquistó cuatro torneos locales y dos internacionales.

En 1995, tras el breve paso de Carlos Babington, Ramón Díaz tomó la conducción de River. Tuvo un mal torneo a nivel nacional, y en el plano internacional. Comenzó el siguiente año disputando la primera fase de la Copa Libertadores. Cinco victorias y un empate pusieron a River en octavos de final. En el camino fue eliminando rivales duros hasta que logró llegar a la final del certamen, Sporting Cristal, |San Lorenzo y Universidad de Chile fueron los rivales a vencer. River llegaba a su cuarta final de Copa Libertadores. El rival era América de Cali, mismo rival de hace diez años atrás. La ida fue victoria para los colombianos por 1-0. En la revancha, dos goles de Hernán Crespo llevaron a River a consagrarse campeón de la Copa Libertadores 1996 y Enzo Francescoli cumplió su sueño de ser campeón continental con el club.

Tras la consagración partieron Almeyda y Crespo. El equipo ganó de punta a punta el Torneo Apertura 1996, pero su mira estaba puesta en la Copa Intercontinental, frente a la Juventus, River llegó a Japón alentado por su buen desempeñó en el plano local, pero perdió frente al club turinés por 0-1 con gol de Alessandro Del Piero.

En 1997 se consuma la venta de Ortega al Valencia, lo cual permitió la consolidación como titular de Gallardo. River no puedo defender el título de la Copa al ser eliminado por Racing en octavos de final. Otro viaje a Japón, para disputar la Recopa Sudamericana ante Vélez, partido que terminaría en derrota 4-2 por penales. Sin embargo, si defendió el título del Torneo Apertura del año anterior al conquistar Torneo Clausura 1997 y al semestre siguiente conquistando el Torneo Apertura 1997 logrando así, el cuarto tricampeonato en su historia. Una semana después, River gana la Supercopa Sudamericana de 1997, tras un trabado empate en cero en la ida, vence en la revancha en el Monumental al São Paulo FC de Brasil, por 2-1 convirtiéndose así en el primer equipo de su país en ganar en forma simultánea un título nacional y otro sudamericano. El empate en uno ante Argentinos en cancha de Vélez por la última fecha del Apertura marcaría la despedida de Enzo Francescoli

Tras el Mundial de Francia 98 se produce la venta de Salas a la Lazio. En su lugar llegan Juan Antonio Pizzi y el colombiano Juan Pablo Ángel, el equipo alcanza la semifinal de la Libertadores. En mayo de ese año la Federación Internacional de estadísticas e historia de fútbol (IFFHS) lo posiciona en el primer lugar del ranking mundial de clubes, siendo el primer equipo argentino en lograr esa distinción.

En 1999, todavía con la conducción de Ramón Díaz, y con nuevas figuras como Pablo Aimar, Javier Saviola y Diego Placente, River ganó el torneo Torneo Apertura 1999. River gana el Superclásico de ese torneo por 2-0, goles de Aimar y Ángel, siendo el primer triunfo ante Boca en el Monumental desde 1990. Saviola se consagra goleador con 15 tantos, siendo el segundo jugador más joven en ser goleador de un torneo de primera división, récord que posee Diego Armando Maradona.

River Plate finaliza el siglo XX como el equipo argentino con más títulos obtenidos y el mejor posicionado en el ranking IFFHS y en el ranking de clubes del siglo elaborado por FIFA. Diversas publicaciones deportivas proclaman a River como Campeón del Siglo y se organiza un evento para festejar todos los títulos obtenidos hasta ese momento, donde jugaron un partido el equipo de primera contra un combinado con glorias de todos los tiempos.

2000-2009: Frustraciones internacionales y éxitos nacionales

A principios del 2000 el técnico Ramón Díaz mantenía una tirante relación los dirigentes a pesar del reciente título y renuncia tras una derrota en el Torneo de Verano, ante los juveniles de Boca Juniors. Su lugar lo ocupó Américo Gallego que con Ángel, Aimar y Saviola como figuras, encaró la Libertadores, donde se cruzó en cuartos de final con Boca. Tras la victoria por 2-1 como local en la ida, River esperó confiado la revancha. Una derrota 3-0 en el partido de vuelta en La Bombonera lo dejó sin chances de un nuevo título continental. Sin embargo logró recuperarse para obtener un nuevo bicampeonato al ganar el Torneo Clausura.

En 2001, se realiza la venta Javier Saviola al FC Barcelona en 28 millones de dólares, una cifra récord para la época y hasta el día de hoy es la venta más cara en la historia del club.

Además de la consagración en el Torneo Clausura 2000 también conquistó los de los años 2002, 2003 y 2004. El 25 de mayo de 2001 River Plate festejó sus 100 años de existencia con una marcha desde el obelisco hasta el Monumental, llamada "Caravana Monumental", y un amistoso ante Peñarol de Uruguay. Este sería un año sin títulos para River. Ese año se produjeron las transferencias de Aimar al Valencia y de Saviola al Barcelona en sumas millonarias para la época.

En el 2002, con la vuelta de Ramón Díaz surgen figuras juveniles como Andrés D'Alessandro y Fernando Cavenaghi, River Plate logró el con 43 puntos, consiguiendo Ramón Díaz su séptimo título como técnico de River, que incluyó una victoria 3-0 ante Boca en la Bombonera y un gol muy recordado de Ricardo Rojas. Cavenaghi sería el goleador del torneo con 15 tantos. Sin embargo el presidente José María Aguilar declaró que "en River ha llegado la hora de conocer otros rumbos", y Ramón Díaz deja su cargo al finalizar ese año, al no ofrecerle la renovación del contrato. En 2003 ganó el dirigido por el chileno Manuel Pellegrini y con un equipo integrado por jugadores como Leonardo Astrada, D'Alessandro, Cavenaghi, Javier Mascherano, y Martín Demichelis. En ese mismo año, River disputó la final de la Copa Sudamericana, tras un empate 3-3 en el partido de ida en el Monumental, perdió la revancha 1-0 frente al Cienciano de Perú.

En el 2004, con Leonardo Astrada como técnico, logró de nuevo el en lo que fue su trigésimo segundo campeonato local en el profesionalismo. Vuelve a alcanzar las semifinales de la Libertadores enfrentando a Boca Juniors. Pierde 1-0 de visitante. River gana 2-1 en el Monumental con goles de Lucho González y de Cristian Nasuti y queda afuera en la definición por penales. Tras la eliminación, el equipo se desarma, siendo vendidos Cavenaghi, Lucho González y Mascherano.

Javier Mascherano fue una de las grandes apariciones de River en los inicios de los años 2000, destacado por su firmeza y su calidad de juego. El jefesito jugó poco más de un año en el club y fue campeón en 2004

El comienzo de la decadencia surge en 2005, el club tuvo una campaña regular en los campeonatos locales, pero llegó una vez más a semifinales de la Libertadores, donde sería eliminado esta vez por San Pablo, de Brasil, quien sería el campeón del torneo. Astrada presentó la dimisión debido a una supuesta interna del plantel provocada luego de una pelea entre Eduardo Tuzzio y Horacio Ameli, y lo reemplazó Reinaldo Merlo, que renunció por problemas con el plantel en enero de 2006 en medio de un escándalo mediático entre el capitán Marcelo Gallardo y el director técnico. Se hace cargo de la dirección técnica Daniel Passarella, que con figuras juveniles como Gonzalo Higuaín y veteranos como Marcelo Gallardo y Ariel Ortega, logró el tercer puesto en los dos torneos y llegó a los cuartos de final de la Libertadores.

Los años posteriores fueron de frustraciones a nivel local e internacional, algunas de las alegrías fueron al victoria en el superclásico en el torneo apertura de 2006, la cuál fue victoria millonaria por 3-1 con dos goles de Gonzalo Higuaín y uno de Ernesto Farías. Luego de un 2006 sin títulos y con nada en juego terminaría un año para el olvido en términos futbolísticos. El 2007 fue otro de los peores años para el club Fue eliminado en primera fase de la Copa Libertadores tras 14 años. También ese año llegó a las semifinales de la Copa Sudamericana, siendo eliminado por Arsenal de Sarandí, al empatar los dos partidos sin goles y perder 4-2 por penales en el Monumental, motivando la renuncia de Passarella. Aunque previo a este último suceso River pudo vencer otra vez a Boca en el Estadio Monumental, esta vez por 2 a 0 con goles de Ariel Ortega y Radamel Falcao.

En 2008 Diego Simeone asumió el cargo de director técnico. River llegó hasta los octavos de final de la Copa Libertadores, instancia en la que fue eliminado en el Monumental por San Lorenzo, equipo que consiguió empatar 2-2 con nueve jugadores tras dos expulsiones. El técnico de San Lorenzo era el ídolo millonario Ramón Díaz y en el plantel estaba D'Alessandro, ambos festejaron el triunfo azulgrana frente a los hinchas de su ex club. Un mes después, consiguió su trigésimo tercer título local, al consagrarse ganador del Torneo Clausura 2008 una fecha antes de su finalización y con el juvenil Diego Buonanotte como goleador del equipo con 9 tantos.

Increíblemente luego de ser campeón, River terminaría último en el torneo siguiente, logrando su peor posición en torneos en toda la historia, quedando en el puesto 20º. Néstor Gorosito asumió la dirección técnica en el año 2009 Con él se produjo el retorno de Marcelo Gallardo, un histórico de la institución. A lo largo del campeonato el equipo decayó en su nivel. En la Copa Libertadores perdió los tres partidos disputados como visitante y no consiguió superar la fase de grupos. El técnico renunció en la séptima fecha del Torneo Apertura jaqueado por las internas del plantel,[43]​ El equipo no encontró un rumbo. Recién luego de la novena fecha con la contratación de Leonardo Astrada como DT del equipo se empezaron a ver vestigios de mejoras, pero no alcanzó para terminar la campaña en el decimocuarto puesto.

El 5 de diciembre de 2009 hubo elecciones para elegir a un nuevo presidente de la institución, luego de ocho años bajo la administración de José María Aguilar. Daniel Passarella fue el ganador, superando por seis votos al candidato Rodolfo D'Onofrio.[44]

2010-2015: Desde el infierno al cielo

Matías Almeyda se calzó en buzo de DT apenas se consumó el descenso.

Para el Torneo Clausura 2010 dado los malos resultados,[46]​ Luego de la llegada del nuevo entrenador, River volvió a la victoria en las últimas fechas del Torneo Clausura de ese año. El 9 de noviembre de 2010, Daniel Passarella desvinculó a Ángel Cappa como timonel del equipo[48]​ Junto con él, llegaron algunos buenos resultados que daban pie a la esperanza de que la mala racha por la que atravesaba el equipo, se obtuvieron 13 de 18 puntos, con victorias como ante Boca Juniors en el Superclásico.

No obstante las mejoras, el riesgo del descenso no dejó de acompañar a River en los últimos campeonatos; si bien en el Apertura 2010 terminó en el 4° lugar, en el Clausura 2011 la desventura se hizo realidad tras acabar en el noveno lugar y quedando en el decimoséptimo lugar de la Tabla de Promedios. Esto le obligó a jugar la "Promoción" ante Belgrano, en partidos de ida y vuelta. El primero de ellos con resultado favorable para Belgrano por 2-0. El 26 de junio se jugó la vuelta en el Monumental, donde apenas se obtuvo un empate 1-1, con lo que el histórico equipo argentino terminó descendiendo a la Primera B Nacional por primera vez en su historia.

En junio de 2011, Fernando Cavenaghi y Alejandro Domínguez volvieron al club para ayudar en el regreso a primera división.

A los 89 minutos del encuentro, la policía pretendió contener a la parcialidad local sin motivo aparente y ella comenzó a hacer sentir su enojo arrojando todo tipo de elementos contundentes al campo de juego, posteriormente hubo disturbios en las afueras del estadio protagonizados por "barras" que se enfrentaron con los uniformados y causaron serios destrozos tanto en las instalaciones del club como en locales comerciales aledaños al escenario deportivo, dando como resultado un total de 89 heridos (35 policías) y 50 detenidos.

En 2012, David Trezeguet fue clave en la segunda parte del campeonato. Marcó los dos goles en la última fecha para lograr el ascenso.

Para la temporada 2011/12, en River, volvieron jugadores de experiencia como Fernando Cavenaghi y Alejandro Domínguez quienes expresaron sus deseos de volver al club para ayudarlo a volver a la Primera División. Días después llegaron caras nuevas como Carlos Sánchez, Martín Aguirre, Lucas Ocampos, Ezequiel Cirigliano, Ramiro Funes Mori, César González, Luciano Abecasis, Luciano Vella y Agustín Alayes para afrontar la primera y única temporada de River en la Primera B Nacional.

En el año 2012 llegaron David Trezeguet, cuya contratación tuvo gran repercusión mediática y Leonardo Ponzio. En la última fecha logra la vuelta a la Primera División tras ganarle a Almirante Brown por 2-0 con goles de David Trezeguet. Tras la vuelta a primera, afrontó el Torneo Inicial 2012 y finalizó Octavo, ya sin Matías Almeyda que fue despedido faltando dos fechas para la conclusión del campeonato para que asumiera Ramón Díaz, ídolo riverplatense. [49]

En el Torneo Final 2013 el equipo tiene buen rendimiento de local, manteniéndose invicto en esta condición, lo que le permite pelear un campeonato en donde concluye en el segundo lugar a apenas tres del campeón Newell's Old Boys. La segunda mitad del 2013 significó el retorno a competencias internacionales, tras la clasificación a la Copa Sudamericana,[50]​ torneo en el que llegaría hasta cuartos de final.

El siguiente semestre encontraba al club con solo un «torneo» a disputar, para lo que se mantuvo gran parte del plantel más la incorporación de Fernando Cavenaghi,[56]​. Fue victoria por 1-0 con gol de Germán Pezzella.

Luego de haber salido campeón dos veces en una semana, sorpresivamente Ramón Díaz presentaría la renuncia de su cargo como director técnico.[58]

Formación de River en la Copa Sudamericana 2014

El 10 de diciembre de 2014, River se consagró campeón invicto de la «Copa Sudamericana». Para llegar a la consagración, River eliminó previamente a Godoy Cruz, Libertad de Paraguay, Estudiantes y por la semifinal, se enfrentó ante Boca Juniors, su eterno rival: el partido de ida finalizó 0-0 y el de vuelta ganó por 1-0 con gol de Leonardo Pisculichi, y también gracias a una histórica atajada en un penal de Marcelo Barovero a Emmanuel Giglioti al inicio del encuentro. Por la final, jugaría con Atlético Nacional: el partido de ida finalizó 1-1, en Medellín, una semana después, en el partido de vuelta, River derrota al conjunto "cafetero", por 2-0, encuentro que se disputó en el Monumental.[60]

En febrero de 2015, debió disputar la Recopa Sudamericana frente al campeón de la Copa Libertadores de la temporada anterior, San Lorenzo de Almagro, ganándole los dos partidos de la serie, ambos 1-0 y con goles de Carlos Sánchez, logrando así un nuevo título internacional.[61]​ El 26 de marzo de 2015 enfrentó al Sevilla, campeón de la UEFA Europa League por la Supercopa Euroamericana, venciéndolo por 1 a 0 con un gol de taco de Juan Cruz Kaprof.

La serie exitosa se extendería en la Copa Libertadores 2015. En esta edición River tuvo un comienzo errático y clasificó en el último lugar de los 16 que pasaron a octavos. Allí se volvió a enfrentar a su clásico rival, Boca, otra vez por una instancia internacional. El primer partido, en condición de local, lo derrotó 1-0 en el Monumental y empataron 0-0 en la Bombonera en un partido suspendido en el entretiempo por agresión con gas pimienta de la parcialidad boquense hacia los jugadores millonarios. En cuartos de final y semifinales eliminó a Cruzeiro y Guaraní respectivamente. En la final enfrentó a Tigres de la UANL de México, empatando 0-0 en la ida y triunfando 3 a 0 en la vuelta con goles de Lucas Alario, Carlos Sánchez y Ramiro Funes Mori.

El 11 de agosto se jugó la Copa Suruga Bank contra Gamba Osaka, ganador de la Copa J. League 2014. River se impuso por 3-0 y de este modo obtuvo la cuádruple corona, al ser campeón vigente de todas las competiciones de clubes organizadas por CONMEBOL, siendo el único equipo en haberlo logrado hasta el momento. En diciembre volvió a Japón a disputar el Mundial de Clubes. Debutó el 16 de diciembre rente al Sanfrecce Hiroshima, venció 1-0 con gol de Lucas Alario, clasificando a la final contra Barcelona de España. La final se disputó el 20 de diciembre y el equipo catalán se impuso por 0-3.

2016 - actualidad

Ya comenzada la temporada 2016 el equipo debió afrontar tres bajas importantes como la de Carlos Sánchez, Matías Kranevitter y el retiro de Javier Saviola. El gran refuerzo del mercado de pases fue la tan esperada vuelta de Andrés D'alessandro quien retornaba al club luego de 13 años. El semestre no fue positivo ya que quedó 9º en la zona 1 del Campeonato de Primera División 2016 y eliminado en octavos de final de la Copa Libertadores a manos de Independiente del Valle tras perder en la ida 0-2 en Ecuador y derrotar 1-0 en la vuelta terminando con un global de 1-2.

A partir de 2016, Leonardo Ponzio, comenzó a ser el capitán del equipo.

Para el segundo semestre del 2016 el plantel debió afrontar la perdida de grandes referentes como Marcelo Barovero, Leonel Vangioni, Leonardo Pisculichi y Gabriel Mercado, todos multicampeones internacionales con el club. Semanas más tarde también partiría "Lucho" González. El plantel contaba con grandes referentes de los últimos años como Leonardo Ponzio y Jonatan Maidana, sumándose también Andrés D'alessandro como otro de los jugadores bandera que tenía el equipo. La capitanía fue asignada para Ponzio, quien se destacó por su liderazgo. A su vez, el equipo iba a tener una renovación con apariciones jóvenes como Augusto Batalla, Gonzalo Montiel, Emanuel Mammana, Exequiel Palacios, Lucas Martínez Quarta y la apuesta de Sebastián Driussi como titular haciendo dupla de ataque con Lucas Alario.

En 2017, se produce la venta Lucas Alario, quien fue clave para conquistar la Copa Libertadores y la Copa Argentina del año siguiente.

En agosto disputa la Recopa Sudamericana frente a Independiente Santa Fe de Colombia. La ida fue 0-0 y venció 2-1 en la revancha con goles de Driussi y Alario. Ese mismo semestre, se consagró campeón de la Copa Argentina tras una formidable campaña en la cuál ganó todos los partidos, con 15 goles a favor y tan solo 4 en contra. La final la disputó frente a Rosario Central. Fue victoria 4-3 con tres goles de Lucas Alario y uno de Iván Alonso.

Comenzando el año 2017 disputó la Supercopa Argentina frente al campeón del Torneo 2016, Lanús. El partido fue derrota 0-3 y una vez más River no lograría ganar esta copa. El equipo retomaba el torneo a 12 puntos del puntero Boca Juniors. Allí comenzaría una remontada en la cual River cosechó 22 puntos en 9 partidos (8 victorias y 1 empate) llegando al superclásico como segundo en el torneo. River derrotó 3-1 a Boca en La Bombonera con goles de "Pity" Martínez, Lucas Alario y Sebastián Driussi. Las últimas cinco fechas solo pudo cosechar 5 puntos sobre 15 quedando segundo con 56 puntos, a 7 de Boca Juniors que logró 63.

Para el segundo semestre de 2017, River se desprendió de dos de sus máximas figuras, Sebastián Driussi y Lucas Alario ambos vendidos a Europa en ventas millonarias. El plantel se mantuvo casi en su totalidad y hubo grandes contrataciones, entre ellas las de Ignacio Scocco, Javier Pinola, Enzo Pérez y la vuelta de Germán Lux luego de 12 años.

River llegaba las semifinales de la Copa Libertadores, venia de eliminara Guaraní en octavos y en cuartos a Jorge Wilstermann, luego de perder 0-3 en Bolivia y en la vuelta marcó un resultado histórico en la Copa Libertadores al ganar 8-0, lograr la remontada y llegar a semifinales. Era el turno enfrentar a Lanús. La ida fue para River 1-0 con gol de Ignacio Scocco. La vuelta en la La Fortaleza tuvo al equipo ganando 2-0 antes de los primeros 30 minutos. Luego el equipo granate logra una remontada 4-2 con una polémica donde se hizo uso del VAR.

A pesar de la eliminación en la copa, el equipo se consagró campeón de la Copa Argentina logrando el bicampeonato. Repitiendo una espectacular campaña donde ganó la mayoría de las llaves por goleada, convirtió 19 goles y solo 3 goles en contra. En dicha final se enfrentó a un difícil Atlético Tucumán, quien en su camino eliminó a equipos importantes de Primera División. El resultado fue 2-1 a favor de River con goles de Ignacio Scocco e Ignacio Fernández. Además se clasificó para disputar la Supercopa Argentina 2017 frente a Boca Juniors.

El 14 de marzo de 2018, en Mendoza, River se enfrentó frente a Boca Juniors en el marco de la Supercopa Argentina. El partido finalizaría 2 a 0 a favor del conjunto millonario y se consagraría campeón por primera vez de este título luego de las derrotas en 2014 y 2016. Los goles fueron de Gonzalo Martínez de penal e Ignacio Scocco. Este título significó la cuarta copa de River a nivel nacional ganada en la década y el octavo título oficial de Marcelo Gallardo. [62]

El año 2018 será por siempre uno de los años más recordados en la historia del club. Luego de haber ganado la final en Mendoza, llegaría lo mejor: una nueva conquista de América al conquistar Copa Libertadores. Previamente se tomó a la edición del certamen como una de las más importantes de la historia, ya que la mayoría de los campeones histórico así como los mejores equipos de la actualidad se encontraban clasificados al certamen. Compartió grupo con Flamengo, Santa Fe y Emelec, finalizaría primero con 12 puntos. En octavos eliminó a Racing Club empatando 0-0 en la ida y en el partido de vuelta en el Monumental venciendo por 3-0. En cuartos de final eliminó a Independiente. En el partido de ida nuevamente igualó 0-0 y la vuelta finalizaría con triunfo de River por 3-1. En semifinales eliminó a Gremio de Porto Alegre, campeón defensor. El partido de ida jugado en el Monumental fue derrota 0-1, en el partido de vuelta tras ir 0-2 abajo en la serie River remontó el partido de forma heroica, el equipo de Gallardo ganó 2-1 y se clasificó a la final, en donde se enfrentaría nada más ni nada menos que a Boca Juniors

En la ida en la Bombonera fue empate 2-2: Ramón Ábila y Darío Benedetto marcaron para Boca, mientras que Pratto y Carlos Izquierdoz (en contra) lo hicieron para River. El 24 de noviembre se debía disputar el partido de vuelta en el Monumental. Lamentablemente, dicho encuentro tuvo que suspenderse debido a que el micro que transportaba al plantel de Boca fue atacado. Tras esto, la CONMEBOL finalmente decidió que el partido se juegue el 9 de diciembre en el estadio Santiago Bernabéu. Fue una victoria inolvidable por 3-1 con goles de Pratto, Juan Fernando Quintero y el "Pity" Martínez, logrando así su cuarta Copa Libertadores. Con esta conquista, además, Marcelo Gallardo alcanza a Ramón Díaz como el técnico más ganador de la historia de la institución, con 9 títulos (6 internacionales y 3 nacionales).

River Plate se ganó el derecho para disputar el Mundial de Clubes de la FIFA en Qatar del mismo año, quedando en 3º puesto. Perdió las semifinales del certamen contra el conjunto anfitrión Al-Ain, en los penales por 5-4. Ganó el duelo 4-0 contra el Kashima Antlers con el que se despidió de la competencia quedando en el 3º lugar detrás del equipo local en el 2º puesto y el Real Madrid en el 1º.

Ya en el año 2019, River finaliza la Superliga en el 4º puesto y clasificando a la primera fase de la Copa Libertadores 2020. Disputó la Copa de la Superliga, El equipo se enfrentó al Tiburón ganando por 7-1 en el global (ida: 1-1; vuelta 6-0). Ya en cuartos de final, River se enfrentó con Atlético Tucumán perdiendo 3-0 en la ida y ganando 4-1 en la vuelta empatando la serie, pero quedando eliminado por el gol de visitante del equipo tucumano.

También, jugó la Recopa Sudamericana 2019, al haber ganado la Copa Libertadores 2018, contra el Athletico Paranaense que fue campeón de la Copa Sudamericana 2018. El encuentro de ida se jugó en Brasil, triunfando el conjunto local por 1-0 con gol de Marco Ruben. La revancha fue victoria del conjunto Millonario con goleada por 3-0, superando 3-1 en el global al equipo brasileño. Los goles del encuentro lo anotaron los jugadores Ignacio Fernández, Lucas Pratto y Matías Suárez. Consagrándose así con el título por tercera vez en su historia y sumando, a su vez, 12 copas internacionales organizadas por la CONMEBOL detrás de Independiente y Boca Juniors con 18 títulos cada uno. De ésta forma, Marcelo Gallardo se convierte en el DT más ganador de la historia de River Plate con 10 títulos (7 internacionales y 3 nacionales) superando a Ramón Díaz con uno menos.