Clima semiárido cálido

Clima semiárido cálido
Clasificación climática de Köppen
BSh
Región Caatinga o Sertão del Brasil
Región Caatinga o Sertão del Brasil
Características
Tipo de vegetaciónSabana seca herbácea arbustiva o arbolada, bosque seco, bosque y matorral mediterráneo, matorral xerófilo
SubtiposEnglobado dentro del clima semiárido.
LatitudesTropicales y subtropicales
Localización
Continente(s)Todos menos la Antártida.
Reparto geográfico
Regiones con clima BSh
Regiones con clima BSh
Ciudades más importantes

Tropical seco monzónico (BShw): Barquisimeto, Dakar, Hyderabad, Jaipur, Lahore, Luanda, Machala, Mogadiscio, Niamey, Patos, Tumbes, Uagadugú, Yamena
Tropical seco ecuatorial (BShx´): Aruba, Cúcuta, Garissa, Maracaibo, Riohacha, Santa Marta
Hawaiano (BShs): Honolulú

Mediterráneo seco (BShs): Alicante, Amán, El Pireo, Erbil, Marrakech, Murcia, Nicosia, Tenerife, Trípoli
Subtropical seco (BShw): Catamarca, Chihuahua, Huánuco, Monterrey, Querétaro, Santiago del Estero, Windhoek

El clima semiárido cálido es un tipo de clima semiárido que en la clasificación climática de Köppen se denomina BSh, definiéndolo con una temperatura media anual superior a 18°C. Presenta en general una temporada lluviosa moderada, cuyas precipitaciones pueden llegar a ser intensas pero breves, por lo que a lo largo del año predomina el clima seco. Por lo general es un clima intermedio entre el clima árido cálido y otros climas lluviosos, aunque en ocasiones está relacionado con un clima tropical cuya precipitación se ve atenuada por cierta altitud o bloqueo por cordones montañosos.

Forma uno de los ecosistemas más vulnerables. La explotación humana ocasiona disminución de la vegetación natural, con reducción del albedo, lo que trae consigo un aumento de la temperatura superficial, con incremento de la sequedad y la desertificación, por lo que un cambio climático se ve así realimentado, tal como ocurre por ejemplo en la región de semidesierto del Sahel en África, al sur del Sahara.[1]

Se presentan los siguientes subtipos:

Clima tropical seco

Es un clima muy cálido de latitudes tropicales y subtropicales, con temperaturas medias anuales superiores a los 24°C y una temporada seca prolongada. Usualmente se sitúa entre las regiones de clima árido tropical (BWh) y el tropical de sabana (Aw) que es más húmedo. De acuerdo con la estacionalidad de las precipitaciones, puede clasificarse a su vez en los siguientes tres subtipos:

Clima tropical seco monzónico (BShw)

Es un clima semiárido de influencia monzónica, con lluvia en verano y clasificado como BShw. Es un clima de influencia monzónica por que depende del cinturón de lluvias tropicales,[4]​ La llegada de la estación de lluvias se anuncia con el aumento de temperaturas los meses previos y cuando cesan las lluvias puede aparecer un pico térmico. En América, son áreas pequeñas en México, Brasil (Caatinga), el bosque seco ecuatorial de Ecuador y Perú, y el bosque seco del Chaco Boreal de Bolivia y Paraguay. En el sur de Asia, se encuentra especialmente en India occidental y Pakistán, como parte más extrema del monzón. En el norte de Australia constituye un área grande de sabana y matorral tropical.

Clima tropical seco ecuatorial (BShx´)

Es un clima semiárido que, análagomante al clima ecuatorial, presenta isotermia (baja amplitud térmica anual), caluroso todo el año, con temperaturas medias entre 27 y 30°C aproximadamente. La en BShx´ indica que las lluvias pueden ser escasas pero están repartidas a lo largo del año,[5]​ por lo mismo puede haber una o dos temporadas de lluvia que aparecen a media estación (lluvias equinocciales de otoño y primavera), es decir, en meses que no coinciden con los de máxima estacionalidad (verano e invierno secos) debido a su cercanía con el ecuador meteorológico. Son pequeñas áreas semiáridas del Caribe sudamericano (Colombia, Venezuela), y parte de la costa oriental africana.

Clima hawaiano (BShs)

Es un clima tropical seco con lluvia en invierno similar al clima mediterráneo seco, pero más cálido e isotérmico debido a la menor latitud. Los vientos alisios desarrollan contrastes de exposición, es decir, las lluvias orográficas dan a la ladera al viento, pero es más seco a sotavento debido al efecto Föhn.[6]