Clasicismo
English: Classicism

Las masacres del Triunvirato, de Antoine Caron, 1566.
Sección de Villa Capra, de Andrea Palladio (ilustración de I Quattro Libri dell'Architettura, 1570).
Detalle de la Capilla de Segismundo, 1535.
Ilustración para La Ilíada, John Flaxman, 1795.
Las kamienice ormiańskie[2]
Palacio de Goyeneche (Madrid), sede de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. El edificio, de Churriguera, fue remodelado para eliminar los «excesos» decorativos barrocos.

Clasicismo es la denominación historiográfica de un movimiento cultural, estético e intelectual, inspirado en los patrones estéticos y filosóficos de la Antigüedad clásica (simplicidad, unidad, sobriedad -decorum-, racionalidad, armonía -equilibrio de las proporciones, concordia oppositorum-, mímesis -imitatio naturae-,[4]​ de la Edad Moderna.

Etimología

El origen del término parece provenir del uso de la palabra classicus por Aulo Gelio en Noches áticas (siglo II), quien deriva su sentido inicial (la "primera clase de ciudadanos" que era llamada en primer lugar a votar en los comicios romanos) para denominar classicus scriptor a los escritores que considera excelentes. A comienzos de la Edad Media el término classicus se emplea en contraposición a modernus, para encomiar la simplicidad e intemporalidad de los antiguos "clásicos" frente a la afectación y trivialidad de los "modernos" del siglo V o VI. A lo largo de la Edad Media, la veneración de los "clásicos" convertidos en autoridades indiscutibles de la escolástica, añadió un nuevo significado que llegó a pasar incluso como etimología falsa: la de "clásico" como "estudiado en las clases" de las escuelas o colegios (los studia generalia) y por tanto sinónimo de "escolar"; es decir, lo digno de estudio y modelo para la juventud. La utilización de los términos "clásico" y "clasicismo" para designar al ideal estético y a la época llegará en los siglos XVI, XVII y XVIII.[10]

Sertorio y el ejemplo de los caballos, de Hans Holbein el Joven, ca. 1540.