Cianotipia
English: Cyanotype

Cianotipo. Algas, por Anna Atkins. 1843.

Cianotipia es un procedimiento fotográfico monocromo, que consigue una copia negativa del original en un color azul de Prusia, llamada cianotipo (blueprint, en inglés).

Con el nombre de copia al ferroprusiato se utilizó mucho en la copia de planos de arquitectura hasta que aparecieron las copias heliográficas (diazed) que se revelaban con vapores de amoníaco y tenían un color rojizo, y que ya no requerían procesos de enjuagado. En la década de 1980, éstas últimas fueron superadas por las copias xerográficas, que ya no requerían originales en papel de calco.

Con el avance de los sistemas informáticos, las impresoras modernas imprimen desde un archivo ejecutado en un programa de diseño asistido por computadora (CAD). Los cianotipos han quedado en el terreno artístico.

Reseña histórica

El astrónomo inglés Sir John Herschel inventó este procedimiento en 1842. Aunque Herschel lo ideó, fue la botánica británica Anna Atkins, la que lo puso inmediatamente en práctica. Atkins publicó una serie de libros documentando helechos y otras plantas, cuyas ilustraciones eran copias azuladas o cianotipos, lo que le permitía documentarlas sin tener que dibujar. Por su serie British Algae, de 1843, Anna Atkins es considerada como la primera mujer fotógrafa.

El proceso utiliza dos compuesto químicos:

De su mezcla resulta una solución acuosa fotosensible, que se utiliza para recubrir un material (normalmente papel). Una imagen positiva se produce exponiéndola a una fuente de luz ultravioleta (como la luz solar) con un negativo. La luz ultravioleta reduce el hierro (III) a hierro (II). A esto le sigue una reacción compleja del hierro (II) con ferricianuro. El resultado es una sustancia insoluble al agua, de color azul (cian) (ferricianuro ferroso) conocido como azul Prusia o Turquesa.