Carlos Fuentealba

Carlos Fuentealba
Información personal
Nacimiento14 de septiembre[1]​ de 1966
Junín de los Andes, Argentina
Fallecimiento4 de abril de 2007 (40 años) 
Neuquén, Argentina
NacionalidadArgentina
Familia
CónyugeSandra Rodríguez
Información profesional
OcupaciónDocente, activista sindical

Carlos Fuentealba (Junín de los Andes, 14 de septiembre de 1966[1]​ - Neuquén, 5 de abril de 2007) fue un docente, activista sindical y militante trotskista argentino asesinado por la espalda a quemarropa por un policía de la provincia del Neuquén durante un contexto de represión y abuso de poder por parte de las fuerzas policiales.

Biografía

Carlos Fuentealba nació en 1966 en Junín de los Andes, en la zona cordillerana de la provincia de Neuquén (Argentina). Creció en el campo de una familia humilde, cerca del lago Lácar, en San Martín de los Andes, a unos 400 km al sur de la ciudad de Neuquén, donde realizó los estudios primarios. Se trasladó a la capital de la provincia para realizar sus estudios secundarios en la escuela industrial General Torres donde se recibió de técnico químico.

En los años siguientes trabajó en diferentes empleos: en un laboratorio, en un supermercado, en un hangar, en una radio y en una fábrica de jugo. En los años ochenta trabajó en el Sindicato de la Construcción (UOCRA).

Desde adolescente consiguió un trabajo de administrativo en la UOCRA, donde empezó a involucrarse en las luchas por un mejor salario y mejores condiciones de vida, después se recibió de docente, hace dos años y desde ahí acompañó a sus amigos activistas en cada lucha.

Patricia Varela, directora de la escuela secundaria donde Fuentealba daba clases

De esos años data su afiliación al Movimiento al Socialismo (MAS) del que se alejó en 1993.[2]​ Luego se acercó al Nuevo MAS (Nuevo Movimiento al Socialismo), hasta los días en que fue asesinado.

Recibido de docente en 2005, a los 38 años, comenzó a trabajar como profesor de química en el Centro Provincial de Enseñanza Media (CPEM) n.º 69 del barrio Cuenca XV, uno de los más pobres del oeste de la ciudad de Neuquén. Allí fue elegido por sus compañeros como delegado sindical. En 2006 recibió el premio del «Rey del Colegio» como mejor profesor, distinción otorgada por los estudiantes.

El día en que murió Fuentealba tenía 40 años, y dos hijas de 10 y 14 años.