Cannabis (psicotrópico)

Flores secas de la planta Cannabis sativa. Los tricomas contienen grandes cantidades de cannabinoides, terpenos y flavonoides.
Cannabis sativa florecida.

El cannabis (según la forma de presentación marihuana o hachís, entre otros muchos nombres),[6]

El cannabis en su estado fresco contiene ácido tetrahidrocannabinólico, el cual luego se convierte en THC.[14]

En 2014, la ONU estimó que cerca del 3% de la población mundial adulta consume marihuana anualmente.[23]

El uso del cannabis data del iii milenio a. C.[26]

Historia

Se ha demostrado que el uso del cannabis, al menos como fibra, se remonta por lo menos a hace unos 10.000 años en Taiwán.[28]

El cannabis es originario de Asia central y del sur.[31]​ El soma de drogas antiguas mencionado en los Vedas se asocia a veces con el cannabis.

El pueblo asirio también tenía conocimiento del cannabis y de sus propiedades psicoactivas. Bajo el nombre de “qunubu” (nombre que probablemente dio origen al posterior cannabis)[35]

Cannabis sativa de Vienna Dioscurides, 512 d.C.

Los cannabis tienen un antiguo historial en rituales religiosos en todo el mundo. Arqueólogos en Pazyryk descubrieron semillas de cáñamo que sugieren antiguas prácticas ceremoniales tales como la ingesta de estas por los pueblos escitas durante el siglo V y II a. C., lo que confirma anteriores informes históricos de Heródoto.[38]

Un estudio publicado en la South African Journal of Science reveló que "pipas desenterradas de la casa de Shakespeare en Stratford-upon-Avon contenían restos de cannabis".[40]

El uso de cannabis comenzó a penalizarse en varios países al inicio del siglo XX. En 1911 se prohibió en Sudáfrica, en 1913 en Jamaica (por aquel entonces aún colonia inglesa),[43]

Museo de la marihuana en Ámsterdam

En los Estados Unidos las primeras restricciones a la venta de cannabis se realizaron en 1906, en el Distrito de Columbia.[45]