Canaán
English: Canaan

Mapa de la región de Canaán

Canaán es la denominación antigua de una región de Asia Occidental, situada entre el mar Mediterráneo y el río Jordán y que abarcaba parte de la franja sirio-fenicia conocida también como el Creciente fértil. En la actualidad se corresponde con Israel, Palestina (la Franja de Gaza y Cisjordania), la zona occidental de Jordania y algunos puntos de Siria y Líbano. Sus límites comprenderían desde la antigua Gaza al sur, hasta la desembocadura del río Orantes al norte, englobando todas las tierras no desérticas del interior, hasta una profundidad de unos 150 km desde la costa del mar Mediterráneo, hasta algunos kilómetros más allá de la ribera oriental del río Jordán.

  • 𐤊‏𐤍‏𐤏‏𐤍‏ (Knʕn) en fenicio
  • כְּנַעַן (Kanaʕan) en hebreo
  • کنعان (Kanaʕān) en árabe
  • Χαναάν (Janaán) en griego

Uso del término

El marco temporal para la utilización del término Canaán suele estar comprendido desde el año 3000 a. C. hasta que los romanos durante su extensa dominación le cambiaron el nombre por Palestina como represalia inmediata contra los hebreos tras sofocar su rebelión de los años 132 a 135 d. C.

Canaán es el nombre del hijo de Cam y nieto de Noé. Canaán recibiría la maldición de su abuelo cuando Cam su padre, vio a Noé ebrio y desnudo.[1]

En el Diccionario hebreo Strong, «cananeo» recibe el significado de ‘mercader’, ‘traficante’. «Cananeo» llega a ser símbolo de ‘mercader’ (ver el Libro de los proverbios, 31:24 y el Libro de Job 41:6).

El pueblo cananeo era adorador de dioses tales como El (Dagan), Baal y Asera,[2]​ y eso implicaba una forma de vida repudiada por los hebreos, lo que puede verse en las prohibiciones del Antiguo Testamento sobre rendir culto a dichos dioses.

Existen otras denominaciones para referirse a la misma región, o partes de ella, si bien asociadas a las mismas entidades geográficas e históricas, tales como Tierra de Israel, Judá, Fenicia, Aram, Siria, etc. También eran cananeos los fenicios e importantes ciudades que fundaron en el Mediterráneo occidental, como el caso de Cartago.

El Evangelio de Mateo y el Evangelio de Marcos destacan a Simón el Cananeo, refiriéndose al apóstol Simón (también conocido como «el zelote»), uno de los 12 discípulos directos de Jesucristo.