Campaña de Mina

Campaña de Francisco Xavier Mina
Parte de Independencia de México
Tamaulipas in Mexico (location map scheme).svg
Estado de Tamaulipas, lugar de desembarco en Soto de la Marina
Ámbito de la operaciónEtapa de Resistencia de la Independencia de México
TipoOperación Anfibia
LocalizaciónEstado de Tamaulipas, lugar de Soto de la Marina
Planeado porFrancisco Xavier Mina
Francisco Xavier Mina
Fechaabril - noviembre de 1817
Ejecutado porDivisión Auxiliar de la República Mexicana
ResultadoDerrota la expedición insurgente.

La campaña de Francisco Xavier Mina fue desarrollado por dicho militar español entre abril y noviembre de 1817. Mina era un antiabsolutista que peleó en la Guerra de Independencia de España contra las tropas de Napoleón, pero al ser restaurado Fernando VII Mina no estaba de acuerdo con sus ideas y se levantó en armas, fue hecho prisionero y se exilió en Inglaterra, donde Fray Servando Teresa de Mier lo convenció de pelear por la independencia de México. Salió de Londres el 15 de mayo de 1816 y arribó a Soto de la Marina, en Tamaulipas, el 12 de abril de 1817.[1]

Formación de la expedición

Tras la restauración absolutista en España Mina es perseguido y pasa a Bayona y desde allí embarca hacia Londres, Inglaterra, donde conoce a fray Servando Teresa de Mier, sacerdote mexicano, quién escribía sobre la guerra de Independencia de México, y planea formar una expedición para ayudar a los insurgentes de la Nueva España, invitando a Mina y a otros a dirigirse con él a México.

Algunos lores británicos liberales posibilitan la reunión de algo más de 20 oficiales españoles, italianos e ingleses, embarcándose el 15 de mayo de 1816 en Liverpool rumbo a los Estados Unidos. El 30 de junio llegan a Norfolk, Virginia, donde tuvo enormes dificultades para sacar adelante su empresa.

Finalmente pudo armar dos embarcaciones, dirigidas por norteamericanos, que mandó adelante, y zarpó el 27 de septiembre de Baltimore hacia Puerto Príncipe. De ahí partió con su escuadrilla el 23 de octubre, rumbo a la isla de Galveston, a donde arribó el 24 de noviembre de 1816.

Estuvo en Nueva Orleáns y tras algún tiempo se embarcó de nuevo en Galveston, el 16 de marzo de 1817. En la desembocadura del río Bravo del Norte, en donde se detuvo para aprovisionarse de agua, dirigió el 12 de abril una proclama a sus soldados en la que pidió disciplina y respeto a la religión, a las personas y a las propiedades.[2]