Calderero (oficio)
English: Coppersmith

Estatua del escultor Jef Lambeaux dedicada a los caldereros belgas, en la plaza del Petit Sablon de Bruselas.

Calderero es el oficio antiguo de la persona o artesano que fabricaba calderos y otros cacharros de metal, y los distribuía por las poblaciones por el sistema de venta ambulante.[8]

Historia

La Casa del Gremio de Caldereros, en la plaza de San Felipe Neri de Barcelona.

Aunque el oficio, como actividad complementaria junto a herreros y alfareros puede rastrearse en el periodo denominado Edad de Hierro –a partir del siglo XII a. C.– su organización laboral, en Occidente se documenta con mayor propiedad a partir de la Edad Media, cuando en ciudades como, por ejemplo, Barcelona,[c]

Siguiendo con el ejemplo barcelonés, común a otras muchas ciudades europeas del Renacimiento, consta documentada la regulación que el Consell de Cent hizo de la producción de obra de cobre y evitar el fraude. La normativa impuesta por ejemplo a partir del 9 de septiembre de 1437 obligaba a los caldereros que hacían cántaros y vajilla de cobre a revisión del trabajo antes de salir a la venta. Otro edicto del 26 de septiembre de 1453 obliga a este gremio a ceñirse al perímetro de las calles Calderers, Pla d’en Llull, y desde «el abrevadero frente a la capilla de Santa Marta hasta el muro del mar». También se fijan las normativas de los cofrades del gremio desde 1547, junto a las de herreros, ballesteros y latoneros.[9]

La Revolución Industrial, el progreso y la mecanización en recintos fabriles hicieron desaparecer la estructura gremial y la imagen romántica del calderero; pero el término se ‘rehabilitó’ en casi todos los idiomas, para designar al operario especializado en sistemas mecánicos relacionados con las grandes calderas y su mantenimiento, dentro del contexto general de la metalurgia y la industria.[10]