Bodhisattva

Bodhisattva es un término propio del budismo que alude a alguien embarcado en el camino del Buda de manera significativa.

Es un término compuesto: bodhi ("supremo conocimiento", iluminación) y sattva (ser). Así pues, hace referencia a un ser embarcado en búsqueda de la suprema iluminación, no sólo en beneficio propio, sino en el de todos; se busca no solo la salvación individual, sino la colectiva. El principio del ideal del Bodhisattva es uno de los más importantes principios del budismo, de acuerdo a Sangharakshita.

Este principio debe ser entendido en relación a la idea budista de karma y renacimiento; de que las personas experimentan una sucesión de vidas según la ley del karma, la ley de causa y efecto que actúa a nivel psicológico y ético. El renacimiento se refiere a la idea de que hay restos de nuestras pasiones que quedan en el flujo de la conciencia (también llamado “alma”) de las personas al morir. Si hay algo que aún se anhela o de lo cual se está aún apegado, se debe regresar a la Tierra.

En el budismo Theravāda

Esta estatua de un bodhisattva, hecha en caliza, fue probablemente esculpida en Henan alrededor de 570, durante la dinastía Qi Septentrional.

En el budismo primigenio, se usa para referirse a alguien que está en el camino de la budeidad. De este modo se usó extensivamente para referirse al tiempo de Buda previo a su iluminación. Así, su vida o anteriores vidas son personificadas como una serie de pruebas existenciales cuya resolución lo irá acercando a realizar la completa iluminación. Este punto de vista está presente todavía en el budismo Theravāda, en donde se conserva el primigenio ideal del arhat y el término bodhisattva se usa para referirse a la evolución histórica del Buda.