Augusto Leguía

Augusto Bernardino Leguía y Salcedo
Augusto B Leguia 2.jpg

Presidential Standard of Peru.svg
Presidente Constitucional de la República del Perú
12 de octubre de 1919-25 de agosto de 1930
Primer ministroGermán Leguía y Martínez
Julio E. Ego-Aguirre Dongo
Alejandrino Maguiña Icaza
Pedro José Rada y Gamio
Benjamín Huamán de los Heros
VicepresidenteCésar Canevaro (1922)
2º Agustín de la Torre González
PredecesorÉl mismo (Presidente de facto)
SucesorManuel María Ponce Brousset

24 de septiembre de 1908-24 de septiembre de 1912
Primer ministroEulogio Romero Salcedo
Rafael Villanueva Cortez
Javier Prado y Ugarteche
Germán Schreiber Waddington
José Salvador Cavero Ovalle
Enrique Basadre Stevenson
Agustín Ganoza y Cavero
VicepresidenteEugenio Larrabure y Unanue
2º Belisario Sosa
PredecesorJosé Pardo y Barreda
SucesorGuillermo Billinghurst

Gran Sello de la República del Perú.svg
Presidente de la República del Perú
de facto
4 de julio de 1919-12 de octubre de 1919
PredecesorJosé Pardo y Barreda
SucesorÉl mismo (Presidente Constitucional)

Información personal
Nacimiento19 de febrero de 1863
Lambayeque, Perú
Fallecimiento6 de febrero de 1932 (68 años)
Callao, Perú
Lugar de sepulturaCementerio Presbítero Matías Maestro (Perú) Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadPeruana
Partido políticoPartido Civil
Partido Democrático Reformista
Familia
CónyugeJulia Swayne y Mariátegui
María Isabel Olivera Mayo
HijosAugusto Leguía Swayne
José Leguía Swayne
Juan Leguía Swayne
Lola Virginia Leguía Swayne
Carmen Rosa Leguía Swayne
María Isabel Leguía Swayne
Carmen Leguía Larriviere
Ricardo Leguía Olivera
Enriqueta Leguía Olivera
Joaquín Leguía Gálvez
Información profesional
OcupaciónPolítico, negociante y empresario
Distinciones

Augusto Bernardino Leguía y Salcedo (Lambayeque, 19 de febrero de 1863-Callao, 6 de febrero de 1932) fue un político peruano, que ejerció dos veces la Presidencia Constitucional del Perú: de 1908 a 1912; y de 1919 a 1930. A este último período, que suma once años consecutivos, resultado de tres sucesivas reelecciones, se le conoce como el Oncenio. En total gobernó 15 años, y ganó cuatro elecciones presidenciales, siendo el mandatario peruano que más tiempo ha gobernado hasta el momento.

En su juventud siguió estudios mercantiles en Chile y participó en la defensa de Lima, durante la guerra del Pacífico. Convertido en un hombre de negocios muy hábil, hizo fortuna con la industria azucarera y en el sector de la venta de seguros. Inició su militancia política en el Partido Civil. Fue Ministro de Hacienda y Comercio durante los gobiernos de Manuel Candamo Iriarte y Serapio Calderón, entre 1903 y 1904. Luego, conservando el mismo portafolio, fue Presidente del Consejo de Ministros del primer gobierno José Pardo y Barreda, entre 1904 y 1907. Ganó enseguida las elecciones presidenciales de 1908, y gobernó hasta 1912. Durante este primer período enfrentó problemas limítrofes con los cinco países vecinos, de los cuales sólo logró solucionar definitivamente aquellos que mantenía con Brasil (Tratado Velarde-Río Branco, 8 de septiembre de 1909) y Bolivia (Tratado Polo-Bustamante, 17 de septiembre de 1909). En el orden interno afrontó también mucha turbulencia. Enfrentó con valentía una intentona golpista promovida por el hermano y los hijos de Nicolás de Piérola. Se separó del Partido Civil, que se fraccionó en dos. Tras finalizar su mandato, sufrió el acoso del nuevo gobierno de Guillermo Billinghurst y partió al exilio.

De vuelta en el Perú en 1919, participó en las elecciones presidenciales de ese año, convocadas por el presidente José Pardo (que ejercía entonces la presidencia por segunda vez). Se vislumbraba ya su triunfo, pero, temiendo que el gobierno no respetase el resultado, el 4 de julio de 1919 dio un golpe de Estado, apoyado por la gendarmería. Asumió el poder como presidente provisorio y disolvió el Congreso, convocando en su reemplazo a una Asamblea Nacional, cuya misión sería consagrar importantes reformas constitucionales. Este nuevo Parlamento lo eligió Presidente Constitucional el 12 de octubre de 1919, y dio una nueva carta política en reemplazo de la vieja Constitución de 1860 (Constitución de 1920). Leguía se perennizó en el poder, reeligiéndose en 1924 y en 1929, tras sendas reformas constitucionales. Denominó a su gobierno como la «Patria Nueva», pues pretendía que con él se iniciaba la modernidad en el país. En tal sentido, realizó importantes y numerosas obras públicas, tanto en Lima como en provincias.

Durante su largo mandato, Lima fue modernizada mediante la ejecución de obras públicas, financiadas mediante empréstitos y cuyo fin inmediato fue festejar apoteósicamente el Centenario de la Independencia Nacional en 1921. Creó el Banco de Reserva y el Banco Central Hipotecario, así como los Estancos de Alcohol, Naipes y Fósforos. Legalizó las comunidades indígenas. Creó la Guardia Civil del Perú. Fomentó la construcción de carreteras y obras de irrigación. Firmó el Tratado de Límites con Colombia (24 de marzo de 1922) y el Tratado de Límites con Chile (3 de junio de 1929), tratados muy controversiales que han motivado que se califique a Leguía de «entreguista», pero que tuvieron el mérito de poner fin a largas disputas con dichas naciones, que anteriores gobiernos no pudieron resolver.

Luego de once años de gobierno consecutivo (periodo conocido como el Oncenio), Leguía fue derrocado por el teniente coronel EP Sánchez Cerro, el 25 de agosto de 1930, siendo luego apresado e internado en el Panóptico de Lima. Allí enfermó gravemente y tuvo que ser trasladado al Hospital Naval del Callao, donde falleció en 1932.

Nacimiento y juventud

Augusto Bernardino Leguía y Salcedo nació el 19 de febrero de 1863 en una casona de la calle Atahualpa Nº 708 en la Plaza de Armas de Lambayeque, como hijo de Nicanor Leguía y Haro y de María del Carmen Salcedo Taforo.[2]

Sus primeros estudios los realizó en su ciudad natal, en las escuelas de Rosario Gallo y Pedro Mantilla, y luego en el colegio nacional que dirigía Ricardo Saavedra. A los 13 años de edad, afectado por una dolencia bronquial, fue enviado a Valparaíso, Chile, donde inició estudios mercantiles en el Colegio Inglés de Goldfinch y Bluhm. A fines de 1878, retornó al Perú y tras una breve estancia en Lambayeque, se trasladó a Lima, donde le sorprendió el estallido de la guerra del Pacífico, cuando trabajaba en la casa comercial de Enrique S. y Carlos A. Prevost.[2]

En 1880, se enroló como sargento en el batallón Nº 2 del Ejército de Reserva que comandaba el coronel Manuel Lecca y que estaba formado por comerciantes.[3]

Luego de la guerra, siguió trabajando como auxiliar de contabilidad en la casa Prevost. Liquidada esta, pasó a la hacienda Caucato, cerca Pisco, y de regreso a Lima, ensayó como exportador de azúcar y arroz a Chile, y de cueros a Nueva York. Consiguió luego un oficio estable, como vendedor de seguros representando a la New York Life Insurance Company, que le confió la fundación de una sucursal en Guayaquil y el manejo de sus negocios en Ecuador, Bolivia y Perú (1888). Tras el retiro de dicha compañía del mercado peruano, Leguía se trasladó a Estados Unidos para efectuar la rendición de cuentas.[2]

En 1890, contrajo matrimonio con Julia Swayne y Mariátegui, y enseguida pasó a Londres, donde, como apoderado de la Testamentaria Swayne, se dedicó a los negocios azucareros y celebró un contrato con la casa Lockett para formar la British Sugar Company Limited (1896), entidad propietaria de haciendas de producción industrial de azúcar en los valles de Cañete y Nepeña, cuya gerencia ejerció por varios años. Además, ya de retorno en Perú, ejerció la gerencia de la Compañía de Seguros Sud América (1900).[4]

También formó parte del primer directorio del Banco Internacional del Perú, fundado en 1897.[5]