Atentados del 11 de septiembre de 2001

Atentados del 11 de septiembre de 2001
September 11 Photo Montage.jpg
De arriba a abajo y de izquierda a derecha: el incendio del World Trade Center, sección colapsada del Pentágono, el vuelo 175 se estrella en el World Trade Center 2, un bombero pide ayuda en la Zona Cero, se recupera un motor del vuelo 93 y el vuelo 77 se estrella contra el Pentágono.
LugarNueva York, Condado de Arlington (Virginia), Shanksville (Pensilvania)
Bandera de Estados Unidos Estados Unidos
Blanco(s)Civiles y militares
Fecha11 de septiembre de 2001 (18 años)
08:46-10:28 (UTC-4)
Tipo de ataqueAtentado terrorista, asesinato masivo, ataque suicida (kamikaze) y piratería aérea
Arma(s)Vuelo 11 de American Airlines
Vuelo 175 de United Airlines
Vuelo 77 de American Airlines
Vuelo 93 de United Airlines
Muertos3016 (incluyendo a los 19 terroristas y a los 24 desaparecidos)
HeridosMás de 6000
Perpetrador(es)Al-Qaeda
MotivaciónYihadismo

Los atentados del 11 de septiembre de 2001, también llamados «9/11» «11/9» «11-S» y «11S», fueron una serie de cuatro atentados terroristas suicidas cometidos la mañana del martes 11 de septiembre de 2001 en los Estados Unidos por la red yihadista Al Qaeda que mediante el secuestro de aviones comerciales para ser impactados contra diversos objetivos causaron la muerte de 3016 personas, incluidos los diecinueve terroristas, la desaparición de veinticuatro[1]​ y más de seis mil heridos. A su vez, se registró la destrucción de todo el complejo de edificios del World Trade Center, más notablemente las Torres Gemelas de Nueva York y graves daños en el edificio del Pentágono, sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Este episodio precedió a la guerra de Afganistán y a la adopción por parte del Gobierno estadounidense y sus aliados de la política denominada «guerra contra el terrorismo».

Los terroristas, divididos en cuatro grupos de secuestradores, con cada uno de ellos con un piloto que se encargaría de pilotar el avión una vez reducida la tripulación de la cabina.[4]

El tercer avión secuestrado pertenecía al vuelo 77 de American Airlines y fue empleado para ser impactado contra la fachada oeste del Pentágono, en Virginia. El cuarto avión, perteneciente al vuelo 93 de United Airlines, no alcanzó ningún objetivo al haberse estrellado en campo abierto, cerca de Shanksville, en Pensilvania, tras perder el control en cabina como consecuencia del enfrentamiento de los pasajeros y tripulantes contra el comando terrorista. Este último tenía como objetivo el Capitolio de los Estados Unidos, ubicado en la ciudad de Washington D.C.

Los atentados, que fueron condenados inmediatamente como «horrendos ataques terroristas» por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas,[5]​ se caracterizaron por el empleo de aviones comerciales como armamento, provocando una reacción de temor generalizado en todo el mundo y particularmente en los países occidentales, que alteró desde entonces las políticas internacionales de seguridad aérea.

Antecedentes

El atentado del World Trade Center de 1993 realizado con una furgoneta bomba en el aparcamiento de la Torre Norte (la que tenía una antena) mató a seis personas pero no consiguió su objetivo de derribar la torre y hacerla caer sobre la Torre Sur.

Estados Unidos ya había sufrido una serie de atentados provocados por el terrorismo islámico en las décadas anteriores.

En 1983, el atentado contra los cuarteles en Beirut mató a 241 soldados estadounidenses allí destinados y a 58 soldados franceses. En 1993, el atentado del World Trade Center, provocado por una furgoneta bomba en los cimientos de una de las torres, mató a seis personas. Los atentados terroristas a las embajadas estadounidenses en 1998 en Kenia y Tanzania causaron la muerte de 213 personas, incluidas doce estadounidenses. Y en el año 2000 el atentado contra el USS Cole, en el cual se utilizó una lancha bomba suicida, mató a 17 marinos estadounidenses.