Arrianismo
English: Arianism

  • grabado de arrio argumentando la supremacía de dios padre, y que el hijo tuvo un comienzo, al haber tenido un verdadero nacimiento.

    el arrianismo es una creencia cristiana no trinitaria. afirma que jesucristo fue creado por dios padre y está subordinado a él. las enseñanzas arrianas fueron atribuidas a arrio (c. 250-335), un presbítero de alejandría, egipto, y se oponen a las llamadas creencias ortodoxas acerca de la naturaleza divina. la cristología arriana sostiene que el hijo de dios no existió siempre, sino que fue creado por dios padre. esta creencia se basa en varios textos bíblicos, pero especialmente en un párrafo del evangelio según san juan[1]​ donde jesús declara:

    han escuchado que les he dicho: «me voy y vuelvo a ustedes». si me amaran se alegrarían de que vaya al padre, porque el padre es mayor que yo.
    evangelio según san juan 14:28 (versión biblia de navarra)

    el primer concilio de nicea del 325 consideró que las doctrinas arrianas eran heréticas y el primer sínodo de tiro, en el 335, exoneró a arrio.[3]​ los emperadores romanos constancio ii (337-361) y valente (364-378) fueron arrianos o cercanos al arrianismo.

  • comienzos
  • creencias
  • el primer concilio de nicea y sus consecuencias
  • debates teológicos
  • teodosio i y el concilio de constantinopla
  • difusión posterior del arrianismo
  • el arrianismo en la actualidad
  • véase también
  • referencias
  • enlaces externos

Grabado de Arrio argumentando la supremacía de Dios Padre, y que el Hijo tuvo un comienzo, al haber tenido un verdadero nacimiento.

El arrianismo es una creencia cristiana no trinitaria. Afirma que Jesucristo fue creado por Dios Padre y está subordinado a él. Las enseñanzas arrianas fueron atribuidas a Arrio (c. 250-335), un presbítero de Alejandría, Egipto, y se oponen a las llamadas creencias ortodoxas acerca de la naturaleza divina. La cristología arriana sostiene que el Hijo de Dios no existió siempre, sino que fue creado por Dios Padre. Esta creencia se basa en varios textos bíblicos, pero especialmente en un párrafo del Evangelio según san Juan[1]​ donde Jesús declara:

Han escuchado que les he dicho: «Me voy y vuelvo a ustedes». Si me amaran se alegrarían de que vaya al Padre, porque el Padre es mayor que yo.
Evangelio según san Juan 14:28 (Versión Biblia de Navarra)

El Primer Concilio de Nicea del 325 consideró que las doctrinas arrianas eran heréticas y el Primer Sínodo de Tiro, en el 335, exoneró a Arrio.[3]​ Los emperadores romanos Constancio II (337-361) y Valente (364-378) fueron arrianos o cercanos al arrianismo.