Armadura de placas de acero
English: Plate armour

Armadura medieval al completo.

Una armadura de placas, también llamada armadura completa, arnés o armadura blanca es una armadura completa, que comenzó a utilizarse en la Baja Edad Media ante los avances en materia de proyectiles. La armadura de placas estaba construida de varias piezas de acero o hierro ligadas con correas y remaches, y en ocasiones se usaba en conjunto con una cota de mallas, colocándose encima de ella.

Uso

Si bien la armadura de placas es de aparición usual en los films épicos medievales, y es casi el parangón de la vestimenta del caballero medieval, tiene una aparición relativamente tardía, pues recién a fines de la Baja Edad Media e inicios del Renacimiento comenzó a popularizarse entre la nobleza, siendo antes utilizada sobre todo la loriga o Cota de mallas.

Esta prenda, que consta de variadas piezas móviles, si bien resulta muy pesada, no restringe demasiado el movimiento, pues el peso está muy bien repartido en todo el cuerpo, y la cantidad de piezas móviles y articulaciones permitía una gran cantidad de movimientos. El arnés completo podía llevarse por encima de una cota de mallas o bien de un gambesón, para protección adicional, y al ser rígida protegía mejor que las armaduras flexibles contra los golpes contundentes, pues la energía cinética del golpe se repartía por toda la placa, en lugar de concentrarse en un punto.

Asimismo, la forma combada de las piezas ayudaba a desviar los golpes, pudiendo hacer rebotar flechas, virotes de ballesta o incluso balas de arcabuz. De hecho, se popularizó como una armadura antibalas antes del perfeccionamiento de las mismas. Su uso estaba especialmente restringido por sus costos, puesto que debían hacerse a medida, y con la cantidad de piezas que constaba tomaba mucho tiempo y esfuerzo confeccionarlas. Solo los caballeros y señores feudales tenían el dinero suficiente para conseguir una armadura de placas completa.