Arca de la Alianza

Arco del Pacto (Tissot, 1896-1902).[1]

Según la tradición judía y cristiana, el Arca de la Alianza era un cofre sagrado ubicado en el Lugar Santísimo (en hebreo, Kodesh ha-Kodashím) del Tabernáculo, que más tarde se colocó en el Templo de Jerusalén construido por Salomón. Se hizo por mandato de Dios y según su diseño. Según narra el Libro del Éxodo de la Biblia, dicho cofre contenía las Tablas de la Ley: tablas de piedra en las cuales Dios le dijo a Moisés que escribiera los Diez Mandamientos fue entregado a Moisés y él lo enseñó al pueblo en el monte Sinaí. Hay quienes sostienen que se trataba de las segundas Tablas y los restos de la primera; por otro lado, otros sostienen que además se guardó un rollo de la Torá.[2]​ Una vez desaparecida de la narrativa bíblica, se desconoce su ubicación actual, aunque se han propuesto diversas teorías al respecto.

Nombres

Los autores de la Biblia emplearon más de veinte expresiones diferentes para referirse al arca, siendo las más comunes "el arca de la Alianza" (en hebreo: ʼaróhn hab·beríth; en griego: ki·bō·tós tēs di·a·thḗ·kēs;[5]​ expresiones que no son privativas de ningún escritor en particular y que se usan indistintamente. Asimismo es conocida como "arca del Convenio" o "arca de Yahveh".

Según la tradición judía, otra expresión o equivalente al Arca de la Alianza, es el "arca del Pacto" (en hebreo:ארון הברית), la cual fue construida para las "Tablas del Pacto", o bien, también se le denomina "Arca de Dios".