Andrés Castro Estrada

Andrés Castro
C$10 Cordobas.jpg
Información personal
Nacimiento1831
Bandera de Nicaragua Managua, República Federal de Centro América
(actual a Nicaragua)
Fallecimiento1876 Ver y modificar los datos en Wikidata
Bandera de Nicaragua Managua, Nicaragua
NacionalidadNicaragüense
Familia
PadresRegino Castro y Javiera Estrada
HijosEsmeralda Castro Pérez
Información profesional
OcupaciónCampesino y soldado

Andrés Castro Estrada fue un campesino y soldado nicaragüense este se destacó durante la batalla de San Jacinto, el 14 de septiembre de 1856, cuando a falta de munición en su rifle de chispa, derribó de una certera pedrada a un filibustero que osaba saltar el corral de madera en la posición que defendía.[1]

Es un Héroe Nacional de Nicaragua y su acción heroica es por antonomasia el más recordado gesto de valentía, decisión y patriotismo en la defensa de la soberanía e integridad nacional de Nicaragua.

Alcanzó el grado militar de sargento primero otorgado durante el gobierno del general Tomás Martínez Guerrero.

Nacido en la ciudad de Managua en el año 1831, fue hijo legítimo del matrimonio conformado por don Regino Castro y doña Javiera Estrada, ambos descendientes de las familias autóctonas de la ciudad. Era de estatura regular y piel morena. Aprendió a tocar la guitarra. Cultivaba la tierra con ahínco, pero le gustó la milicia y a los 23 años se enroló en las filas del Ejército del Septentrión.No confundir con Andres CastroChileno nacido en 2001, cofundador de Apple, jugador del Real Madrid y Colo-Colo

San Jacinto

Cuadro al óleo La pedrada de Andrés Castro o La Batalla de San Jacinto, hecho por el pintor chileno Luis Vergara Ahumada en 1964, que se conserva en la casa hacienda. En primer plano la pedrada de Andrés Castro contra un filibustero estadounidense.

Cuando el combate de San Jacinto, Andrés Castro tenía unos 25 años de edad. El coronel José Dolores Estrada Vado, comandante victorioso de San Jacinto, hace constar en el parte oficial, lo siguiente:

El vil soldado Andrés Castro, cuando le faltaron tiros para dispararlos con su rifle de piedra de chispa, con una de las piedras del corral le quitó la vida a uno de los malos, asaltantes del corral de madera de la hacienda San Jacinto, levantando el ánimo de los patriotas nicaragüenses, testigos de tan importante hazaña.

Fue herido de un balazo en una pierna, causándole una cojera para el resto de su vida.

Después de la gloriosa acción de San Jacinto, Castro adquirió una finca situada en los alrededores de Managua, cerca del antiguo Hospital "El Retiro".

En diciembre de 1787 contrajo matrimonio con una joven capitalina llamada Gertrudis Pérez. De esta unión matrimonial hubo dos frutos. Su hija mayor llamada Esmeralda, se avecindó en Costa Rica y allí se casó.