Altair BASIC
English: Altair BASIC

Altair BASIC Interpreter
Micro-soft Altair BASIC Interpreter Source Tape (1975) - Computer History Museums.jpg
Cinta perforada que contiene el BASIC Interpreter original para el 8800; en la época del Altair las cintas perforadas era la única forma que las minicomputadoras puedan guardar información.
Información general
Desarrollador(es)Bill Gates y Paul Allen
Autor(es)Paul Allen
Lanzamiento inicialinfo)
Programado enLenguaje Ensamblador
PlataformaAltair 8800
Licencia?
Estado actualDescontinuado
En españolNo

El Altair BASIC fue un intérprete para el lenguaje de programación BASIC que corría en el Altair 8800 de MITS y posteriormente en las máquinas de Bus S-100. Fue el primer producto de Microsoft (como Micro-Soft), distribuido por MITS bajo contrato. Altair BASIC fue el principio de la gama de productos de Microsoft BASIC.

Origen y desarrollo

Bill Gates recuerda que cuando él y Paul Allen leyeron acerca del Altair en el ejemplar de Popular Electronics de enero de 1975, entendieron que el precio de los ordenadores pronto caería rápidamente hasta el punto en que la venta de software para ellos sería un negocio beneficioso.[1]​ Gates creyó que al proporcionar un intérprete BASIC para el nuevo ordenador ellos podrían hacerlo más atractivo para los aficionados. Contactaron con el fundador de MITS, Ed Roberts, le dijeron que estaban desarrollando un intérprete y le preguntaron si quería ver una demostración. Esto sería una práctica común en la historia de Micro-soft: anunciar un producto no existente para medir el interés que despertaba. Roberts aceptó reunirse con ellos para ver la demostración en pocas semanas.

Gates y Allen no tenían ni un intérprete, ni siquiera un sistema Altair en el que desarrollar y poner a prueba uno. Sin embargo Allen había escrito un emulador del Intel 8008 en su anterior empresa, Traf-O-Data, que corría en un equipo PDP-10 de tiempo compartido. Él adaptó este emulador basado en la guía de programación del Altair, y desarrollaron y probaron el intérprete en un PDP-10 de Harvard. Los funcionarios de Harvard no estaban de acuerdo cuando lo encontraron, pero no había normas escritas acerca de la utilización de este equipo.[4]

[6]