Alexander von Humboldt

Alexander von Humboldt
Stieler, Joseph Karl - Alexander von Humboldt - 1843.jpg
Alexander von Humboldt, pintado por Joseph K. Stieler, 1843.
Información personal
Nacimiento14 de septiembre de 1769
Berlín, Bandera de Reino de Prusia Reino de Prusia
Fallecimiento6 de mayo de 1859 (89 años)
Berlín, Bandera de Reino de Prusia Reino de Prusia
Lugar de sepulturaPalacio de Tegel (Alemania) Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadReino de Prusia y Alemana
Lengua maternaAlemán
ReligiónLuteranismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
PadresAlexander Georg von Humboldt Ver y modificar los datos en Wikidata
Marie-Elisabeth von Humboldt Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educado enUniversidad Friedrich-Wilhelm de Berlín
Escuela de Minas de Freiberg
Supervisor doctoralGeorg Christoph Lichtenberg Ver y modificar los datos en Wikidata
Alumno de
Información profesional
ÁreaBotánica, Geografía
Conocido porPadre de la geografía moderna universal
Cargos ocupados
  • Geheimrat Ver y modificar los datos en Wikidata
Empleador
Estudiantes doctoralesJohann Wilhelm Ritter y Otto Wilhelm Hermann von Abich Ver y modificar los datos en Wikidata
Abreviatura en botánicaHumb.
Miembro de
FirmaAlexander von Humboldt signature.svg
Alexander von Humboldt, 1806
Alexander von Humboldt, 1857, dos años antes de su deceso
Los hermanos Humboldt con Friedrich Schiller y Johann Wolfgang von Goethe en Weimar

Friedrich Wilhelm Heinrich Alexander Freiherr von Humboldt Acerca de este sonido Escuchar (Berlín, 14 de septiembre de 1769-ibidem, 6 de mayo de 1859), también conocido en español como Alejandro de Humboldt, fue un polímata: geógrafo, astrónomo, humanista, naturalista y explorador prusiano, hermano menor del lingüista y ministro Wilhelm von Humboldt.

Es considerado el «padre de la geografía moderna universal». Fue un naturalista de una polivalencia extraordinaria, que no volvió a repetirse tras su desaparición. Sus viajes de exploración le llevaron desde Europa a América del Sur y del Norte hasta Asia Central. Se especializó en diversas áreas de la ciencia como la etnografía, la antropología, la física, la zoología —especialmente en ornitología—, la climatología, la oceanografía, la astronomía, la geografía, la geología, la mineralogía, la botánica, la vulcanología y el humanismo.

Formación y exploración

Fachada del Castillo de Humboldt en 2005. La mansión renacentista de Tegel se construyó en 1558 y fue remodelada al estilo clásico en vida del Barón de Humboldt.

Nació el 14 de septiembre de 1769 en Berlín, hijo de Alexander Georg von Humboldt, un oficial del ejército de Federico II el Grande de Prusia, y de Marie Elizabeth von Hollwege, heredera de una fortuna de un matrimonio anterior. Recibió educación en el castillo de Tegel, del actual distrito de Reinickendorf, Berlín.[2]​ y se formó intelectualmente en Berlín, Fráncfort del Oder y Gotinga. Durante su adolescencia deseaba dedicarse a la carrera militar, pero su familia lo alejó de esta inclinación. Realizó su primer viaje formativo en la primavera de 1790 y lo llevó a lo largo del río Rin hasta Holanda y de allí a Inglaterra, con lo que empezó a soñar con navegar a otros continentes. El regreso a su país lo hizo en el marco de la Revolución francesa, lo que contribuyó al fortalecimiento de sus ideas liberales.

Estudió en la Escuela de Minas de Freiberg y trabajó en un departamento del gobierno, pero tras la muerte de su madre a finales de 1796 renunció a su carrera de funcionario público prusiano y se lanzó de lleno a sus ambicionados viajes científicos. Tenía disponibilidad de fondos económicos, fruto de su herencia, y se relacionaba con personalidades como Friedrich Schiller y Johann Wolfgang von Goethe.

Viajó a París y planeó un viaje por África. Sin embargo, este proyecto se vio truncado, por lo que decidió partir a explorar América del Sur y Centroamérica (1799). En compañía del francés Aimé Bonpland, y del español Carlos de Montúfar (desde 1802) recorrió diez mil kilómetros en tres etapas continentales. Las dos primeras en Sudamérica, partiendo de Cumaná y Caracas, y en el Alto Orinoco, visitando La Esmeralda y el río Casiquiare. La segunda de Bogotá a Quito por los Andes, y la tercera recorriendo la Nueva España, donde obtuvo las autorizaciones necesarias para recorrer el vasto territorio, con la condición de que no revelara esa información al gobierno de Estados Unidos. Logró recopilar gran cantidad de datos sobre el clima, los recursos naturales, la orografía, la flora y la fauna de la región. En la Nueva España, se levantó, bajo su dirección, el primer censo nacional,[cita requerida] e impresionado por la riqueza y por la forma del territorio lo calificó como "el cuerno de la abundancia".

Visitó Santa Fé de Bogotá con el principal objetivo de entrevistarse con el botánico José Celestino Mutis, lo que le representó tener que remontar el río Magdalena y ascender por los caminos de los Andes. Realizó importantes estudios de los volcanes del Ecuador, donde fue recibido en Quito por los aristócratas locales.

Humboldt terminó sus viajes por América con una visita a Estados Unidos, donde fue huésped del presidente Thomas Jefferson, un aficionado de los estudios geográficos, en especial sobre la Nueva España, poco después México, gracias a los cuales Estados Unidos obtuvo información estratégica de la riqueza de su vecino y del estado de debilidad interior que lo aquejaba. Los servicios de Humboldt, aportados ingenuamente, fueron cruciales para avivar el deseo norteamericano por apoderarse de los territorios mexicanos, como al poco tiempo ocurrió.

De hecho el Mapa de la Nueva España, que a la postre apareció publicado en su Ensayo político de la Nueva España (1811), era conocido y utilizado por el ejército de Estados Unidos con miras a la guerra contra México.

Finalmente Humboldt, Bonpland y Montúfar regresaron a Europa desde Filadelfia, llegando el 30 de junio de 1804 a Francia. En París conoció a Simón Bolívar, quien solía decir que Humboldt era «el descubridor científico del Nuevo Mundo, cuyo estudio ha dado a América algo mejor que todos los conquistadores juntos». Humboldt conoció en París en 1818 al joven científico peruano estudiante en la École Royal de Mines de París Mariano Eduardo de Rivero y Ustariz, de quien fue años después su gran amigo y mentor, como fue del ecuatoriano Montúfar, quien volvió al Ecuador a luchar por la independencia de su patria.

Actualmente es sometida a revisión la, en ocasiones extrema valoración, acrítica de la obra humboldtiana, así como su importante deuda intelectual con los universalistas españoles de la época (Lorenzo Hervás, José Celestino Mutis, Francisco Javier Clavijero, Juan Andrés...).[3]