Alí Jamenei
English: Ali Khamenei

Alí Jamenei
سید علی خامنه‌ای
Ali Khamenei reading book 01.jpg
Ayatolá Khamenei en 2014.

Emblem of Iran.svg
Líder Supremo de la República Islámica de Irán
Actualmente en el cargo
Desde el 4 de junio de 1989
PredecesorRuhollah Jomeini

Emblem of Iran.svg
Presidente de la República Islámica de Irán
13 de octubre de 1981-2 de agosto de 1989
PredecesorMohammad Alí Rayaí
SucesorAkbar Hashemí Rafsanyaní

Información personal
Nombre en persaسید علی حسینی‌خامنه‌ای Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento17 de julio de 1939 (80 años)
Bandera de Irán Mashhad, Irán
NacionalidadIraní Ver y modificar los datos en Wikidata
Lengua maternaAzerí Ver y modificar los datos en Wikidata
ReligiónIslam chií
Partido políticoSociedad del Clero Combatiente (1977–presente)
AfiliacionesPartido de la República Islámica (1979–1987)
Familia
CónyugeJoyasté Jameneí (1964–presente)
HijosMoŷtabá, Mostafá, Masud, Meysam, Hoda y Boshra
Educación
Educado en
  • Qom Hawza Ver y modificar los datos en Wikidata
Alumno de
Información profesional
OcupaciónJefe de Estado, alfaquí, marja', Commander-in-Chief of the Iranian Armed Forces, político, traductor y escritor Ver y modificar los datos en Wikidata
Rama militarCuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica Ver y modificar los datos en Wikidata
ConflictosGuerra Irán-Irak Ver y modificar los datos en Wikidata
FirmaKhamenei signature.png
Web
Sitio web

Alí Hoseiní Jamenei (en persa, Acerca de este sonido  سید علی حسینی خامنه‌ای ) (Mashhad, 17 de julio de 1939)[1]​es actualmente líder supremo de Irán, máximo dirigente de la clase dirigente clerical islámica de su país y «fuente de emulación» (marŷaʿ) del chiismo duodecimano.

Presidente de Irán entre 1981 y 1989, y Líder Supremo desde que fuera designado para suceder al ayatolá Jomeini en dicho cargo en junio de 1989, es reconocido como una de las tres figuras que más han marcado la trayectoria de la República Islámica de Irán, siendo las otras dos el propio Jomeini, fundador de la República Islámica, y el ayatolá Akbar Hashemí Rafsanyaní.[3]

Biografía

Vida familiar

Casado y con seis hijos, el ayatolá Jameneí desciende de una familia clerical originaria de Tafresh, instalada en Tabriz.[4]​ Alí Jameneí es el segundo de ocho hermanos, dos de los cuales son también ulemas.

Su hermano mayor Mohammad es antiguo miembro del Consejo de Expertos Constitucionarios y preside la Fundación Sadra de Sabiduría Islámica. Su hermano menor Hadí es miembro influyente de la reformista Asamblea de Clérigos Combatientes, ha sido varias veces diputado en el Parlamento, y fue editor del diario reformista Hayât-e No, clausurado en 2003 por orden del Tribunal Especial del Clero.[6]

Una de las hijas de Alí Jameneí es nuera de Mohammad Golpayeganí, director del Despacho del Líder Supremo desde 1989.[8]​ Su hijo Mostafá es yerno del ayatolá Joshvaqt, miembro del Consejo Superior de la Revolución Cultural en los primeros años de la Revolución Islámica.

Infancia y formación

Alí Jameneí fue criado con suma sencillez y austeridad. Desde su niñez siguió un currículo tradicional de estudios islámicos y literarios bajo la supervisión de su padre y otros clérigos. Tras asistir a los seminarios islámicos de Mashhad, hizo un peregrinaje a Nayaf, donde estudió durante varios meses hasta que, tras varios meses, su padre lo obligó a regresar a Irán.[1]​ Entre 1958 y 1964, Jameneí prosiguió con sus estudios en los seminarios de Qom, donde se benefició de las enseñanzas de ulemas de gran prestigio, como los grandes ayatolás ‪‪Seyyed Hosein Boruyerdí y Allamé Tabatabaí y del ayatolá Ruhollah Jomeini, que en aquellos años empezaba a destacar por su activismo político contra los proyectos modernistas del Shah.

En 1964 se ve obligado a regresar a Mashhad para cuidar de su padre, que ha perdido la visión de un ojo a causa de unas cataratas. En Mashhad siguió estudiando hasta 1968, además de comenzar a impartir clases para los seminaristas más jóvenes.[9]

Jameneí domina el persa y el árabe, además de hablar con menos fluidez el turco azerí, lengua materna de su padre. Ha traducido del árabe al persa varios libros, incluidas obras del influyente teórico islamista Seyyed Qotb. Como otros numerosos estudiantes de su época, Alí Jameneí se implicó mucho más en la militancia política que en los estudios religiosos.[11]

Lucha política contra el régimen monárquico

Si bien Alí Jameneí se presenta como discípulo del ayatolá Jomeini en materias de fiqh, principios teológicos, política y activismo revolucionario, afirma que las primeras chispas de su combate contra el régimen monárquico las recibió de Navvab Safaví, quien en 1952 organizó junto a su grupo Fedayines del Islam un encendido discurso en Mashhad en la misma escuela Soleymán Jan en que estudiaba Jameneí, discurso en el que trató de la revivificación del islam y la puesta en vigor de sus mandatos, y mostró su oposición al régimen Pahlevi y al Reino Unido, acusándolos de falsos y traidores a la nación iraní.[12]

Represión

Alí Jameneí fue detenido por primera vez el 2 de junio de 1963, y salió libre al día siguiente. El 5 de junio del mismo año fue detenido el ayatolá Jomeini, dando lugar a un multitudinario y cruento movimiento de protesta. Jameneí fue entonces de nuevo arrestado en la ciudad de Biryand, y retenido durante 10 días. A finales de enero de 1964 fue detenido por la SAVAK tras pronunciar un discurso en Kermán, y fue encarcelado en régimen de aislamiento durante dos meses en Teherán. En 1965, la persecución de la SAVAK por sus clases de pensamiento islámico lo llevaron a la clandestinidad. Entre los años 60 y 70 volvió a pasar varias veces por prisión, en un ambiente pre revolucionario en que frente a la represión gubernamental surgían distintos grupos armados y los clérigos veían aumentar el público que escuchaba sus prédicas cada vez más politizadas. Detenido en enero de 1975, fue mantenido en régimen de aislamiento hasta otoño del mismo año. En marzo de 1978, fue de nuevo detenido y desterrado a Iranshahr (en Sistán y Baluchistán) hasta el otoño. En vísperas ya de la caída del régimen Pahlevi, Jamenei fue llamado por Jomeini a integrar el Consejo de la Revolución Islámica, junto a figuras como Morteza Motahharí, Mohammad Beheshtí y Rafsanyaní, y en marzo contribuyó a la fundación del Partido de la República Islámica.[1]

Tras el triunfo de la Revolución

Desde el triunfo de la revolución, Alí Jameneí ocupó numerosos puestos: en 1979, viceministro de Defensa, jefatura de los recién formados Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica (los Pasdarán) y director de la plegaria de viernes en Teherán. En 1980, representante del pueblo de Teherán en el Parlamento de Consulta Islámica y delegado del ayatolá Jomeini en el Consejo Superior de Defensa (era frecuente su presencia activa en el frente de guerra a raíz de la invasión del territorio iraní en septiembre de 1980 por el régimen de Saddam Husein).[1]

En junio de 1981, tras declararse la organización Muyahidines del Pueblo en pie de guerra contra el nuevo régimen, Jameneí fue víctima de un atentado en una conferencia de prensa, con un explosivo camuflado en una grabadora de casete. Jameneí salvó la vida por poco, y perdió para siempre el uso de su brazo derecho[13]​ .[14]​ Tras el asesinato en agosto del presidente Rayaí, Jameneí fue elegido para sucederlo por una mayoría abrumadora en elecciones celebradas en octubre, convirtiéndose en el primer clérigo en ocupar el cargo.

En su discurso de investidura, Jameneí se comprometió a eliminar "las desviaciones, el liberalismo y el izquierdismo influido por Estados Unidos".[16]

Tras la expulsión del ejército iraquí de Irán en 1982, Jameneí fue junto al primer ministro Mir-Hosein Musaví uno de los principales oponentes a la decisión del ayatolá Jomeini de contraatacar invadiendo el territorio iraquí.[17]

En 1985, Alí Jameneí fue reelegido para un segundo mandato presidencial, obteniendo el 85,66% del total de votos emitidos.

En 1989, tras ser forzado a renunciar a su puesto el gran ayatolá (âyatollâh-ol-ozmâ, آیت‌الله العظما) Hosein Alí Montazerí por haber criticado las torturas y ejecuciones en las cárceles, Jomeini designó a Jameneí como director de la plegaria pública de los viernes en Teherán.

Durante toda la década de los años 80, Jameneí contribuyó en la dirección del país mientras este atravesaba la dura guerra frente a Irak, lo que le permitió desarrollar estrechos vínculos con la crecientemente poderosa Guardia Revolucionaria. El presidente Jameneí era conocido por su notable interés en los asuntos militares, presupuestarios y administrativos.[13]