Accidente ferroviario de Queronque de 1986

Accidente ferroviario de Queronque
Fecha17 de febrero de 1986
Hora19:45 UTC-3
CausaFalla humana en sistema de movilización
Precarios y antiguos sistemas de comunicación entre los trenes y las estaciones
LugarQueronque, ChileFlag of Chile.png Chile
Coordenadas32°59′12″S 71°20′27″O / 32°59′12″S 71°20′27″O / -71.340777777778
OrigenValparaíso, Región de Valparaíso y Los Andes, Región de Valparaíso.
DestinoEstación Mapocho, Santiago y Estación Puerto, Valparaíso.
LíneaFerrocarril Santiago-Valparaíso
Fallecidos58 (listado oficial)
Heridos510+
Implicado
TipoTrenes de pasajeros automotores AES
OperadorEFE (Como filial Ferrocarril Del Norte)
RegistroAES-9 (Tren 602 Los Andes-Valparaíso); AES-16 y AES-4 (Tren 705 Puerto-Mapocho)
Pasajeros1000+
Tripulación2 en tren 602
5 en tren 705
Automotor AES con la pintura de Ferrocarril del Norte, similar a uno de los accidentados.

El Accidente ferroviario de Queronque es un hecho ocurrido en Chile el día 17 de febrero de 1986 en el sector de Queronque ubicado entre las ciudades de Villa Alemana y Limache en la Comuna de Limache, Provincia de Marga Marga de la Región de Valparaíso.[3]

Incidentes

El accidente se produjo a las 19.45 horas en el sector de Queronque a cuatro kilómetros de la Estación Limache, justo en el centro de una curva llamada "Aranda" (locación de la antigua estación Queronque), cuando uno de los convoyes, el AES-9, se incrustó cinco metros en el tren que venía en sentido contrario, matando automáticamente a los pasajeros instalados en los asientos delanteros de ambas máquinas. Este accidente causó instantáneamente que decenas de personas y los vagones que se destruyeron mutuamente quedaron convertidos en una masa de fierro con cuerpos humanos atrapados en su interior. El saldo final fue de 58 muertos y 510 heridos (111 de ellos graves),[5]

Entre los fallecidos hubo dos funcionarios de Carabineros de Chile quienes realizaban vigilancia en el automotor que iba en dirección a Santiago, ante el robo de cables de cobre y otros atentados que anteriormente habían afectado al servicio ferroviario, en los cuales al menos cinco automotores de la serie AES quedaron inutilizados debido a bombas incendiarias colocadas en el interior de los vagones mientras éstos iban en recorrido. [6]